Casa de Austria

A la llegada de Carlos I, desde Flandes, existían en España, los Monteros de Espinosa que velaban el sueño del Rey, la Guardia Española o Amarilla, la Guardia de la Lancilla, como guardia interior y los Archeros de Borgoña.

Carlos I en 1519 trae una guardia de características idénticas a la Guardia Española que se denominará “Guardia Alemana” o “Tudesca” y con los inválidos de las Guardias Española y Tudesca creará un receptáculo conocido como “Guardia Vieja”, también conocida como "Guardia Veterana", para custodia de aquellos infantes que pongan casa aparte.

Ante las intenciones del Rey de Francia, que pretendía invadir los Países Bajos, el Conde Duque de Olivares crea en 1634, con el beneplácito de Felipe IV, el Regimiento de “Guardias de Infantería del Rey Felipe IV”, de glorioso historial en Fuenterrabía y Cataluña contra los franceses y en Portugal contra el Duque de Braganza. En 1661 se le suprimen los privilegios de Tropas de Casa Real.

La Reina Doña Mariana de Austria crea en abril de 1669, durante la minoría de edad de Carlos II y por temor a las intrigas de Juan José de Austria, un nuevo Regimiento de “Guardias de Infantería del Rey Carlos II”. Este regimiento se distinguió en las luchas mantenidas contra los franceses, en concreto en la Guerra del Rosellón de 1674. Le fueron suprimidos sus derechos como Tropas de Casa Real en 1677.

En este punto hay que recordar que en las épocas a las que nos estamos refiriendo, las Tropas de Casa Real con las denominaciones que correspondan formaban el núcleo de los ejércitos del Rey, al que acompañaban en las guerras y viajes. Además estaban las unidades que daban guardia a la Real Persona, a las que hemos hecho referencia, como las Guardias Españolas, Tudesca o de la Lancilla.

En diciembre de 1697, Carlos II configura un “Regimiento de Caballería de la Guardia” que con la reforma de Felipe V se reconvertirá en dos cuerpos del ejército regular con la denominación de “Reina” y “Real de Asturias” que en febrero de 1718 pasa a llamarse “Príncipe”. Se distinguieron ambas unidades durante la campaña de Portugal en 1704.