Contribución a la acción del Estado




Unidad Militar de Emergencias (UME)

Unidad Militar de Emergencias
UME en incendio forestal

La Unidad Militar de Emergencias (UME) es una fuerza conjunta, organizada con carácter permanente, que tiene como misión la intervención en cualquier lugar del territorio nacional, para contribuir a la seguridad y bienestar de los ciudadanos, junto con las instituciones del Estado y las Administraciones Públicas, en los supuestos de grave riesgo, catástrofe, calamidad u otras necesidades públicas.

Creada por acuerdo del Consejo de Ministros, de 7 de octubre de 2005, nace para mejorar la respuesta del Estado a las emergencias, convirtiéndose en la unidad de primera intervención de las Fuerzas Armadas en estas situaciones.

El Protocolo de Intervención de la Unidad Militar de Emergencias establece que la intervención de la UME podrá ser ordenada en alguna de estas situaciones de emergencia con carácter grave:

• Las que tengan su origen en riesgos naturales, entre ellas inundaciones, avenidas, terremotos, deslizamientos de terreno, grandes nevadas y otros fenómenos meteorológicos adversos de gran magnitud.

• Incendios forestales.

• Las derivadas de riesgos tecnológicos, y entre ellos el riesgo químico, el nuclear, el radiológico y el biológico.

• Las que afecten infraestructuras críticas, instalaciones peligrosas o con agentes nucleares, biológicos, radiológicos o químicos.

• La contaminación del medio ambiente.

Expedición Malaspina

Buque Hespérides Buque Hespérides

La expedición Malaspina y la lucha contra el cambio climático

El Buque Oceanográfico de la Armada "Hespérides", dentro de la Expedición Malaspina, ha completado con éxito la primera expedición de circunnavegación con fines científicos en la historia española. En la expedición participaron cuatro Ministerios: Defensa, Economía y Competitividad, Educación, Cultura y Deporte y Asuntos Exteriores y Cooperación y más de 50 instituciones españolas y extranjeras de investigación, todos ellos coordinados por el Consejo Superior de Investigaciones Científicas.

Además de enfrentarse a una serie de objetivos de carácter científico, la expedición se marcó el objetivo de evaluar el impacto del cambio climático en el océano. El cambio global abarca todas aquellas actividades que afectan al funcionamiento global del sistema Tierra. El océano ejerce un papel central en la regulación climática del planeta y es el mayor sumidero de CO2 y otras sustancias contaminantes, derivadas de la actividad humana. Sin embargo, el conocimiento del cambio global en el océano es muy limitado.

Para ello, el "Hespérides" realizó una campaña, con unas cifras impresionantes: 32.000 millas navegadas, 120.000 muestras de atmósfera, agua, gases y plancton, 6.000 GB de datos ó 147 puntos de muestreo en los océanos Índico, Pacífico y Atlántico.

Las muestras tomadas durante la Expedición Malaspina permitirán caracterizar, por primera vez a escala planetaria, la abundancia y el ciclo global de contaminantes orgánicos persistentes (incluyendo, entre otros, hidrocarburos policíclicos aromáticos, dioxinas, metales pesados y contaminantes fluorados). Además, será posible establecer las transferencias de estos compuestos de la atmósfera al agua del mar, su incorporación en el plancton marino y su propagación en las cadenas tróficas del plancton oceánico. El estudio permitirá obtener importantes conclusiones y aumentar el conocimiento del cambio climático en los océanos.