La ministra se interesa por los proyectos innovadores del Instituto Nacional de Técnica Aeroespacial en su Campus La Marañosa

10/06/2021 Twitter

El organismo, con 75 años de historia, actúa como el centro tecnológico del Ministerio de Defensa en los ámbitos de aeronáutica, espacio, hidrodinámica, seguridad y defensa

Creación de escenarios sintéticos en 3D de edificios, blindajes modulares para vehículos y un aerolanzador espacial de nano satélites, entre los programas estrellas

La ministra de Defensa, Margarita Robles, ha visitado hoy el Campus La Marañosa del Instituto Nacional de Técnica Aeroespacial (INTA), en la localidad madrileña de San Martín de la Vega, para conocer de primera mano las actividades del centro tecnológico del Ministerio de Defensa, una “visita apasionante” en palabras de Robles.

La visita ha comenzado con una presentación a cargo de la subdirectora general de Sistemas Terrestres, la general de Brigada Patricia Ortega, seguida de una exposición de proyectos, entre ellos los más innovadores, como la creación de escenarios sintéticos (virtuales) con algoritmos que permiten proyectar en 3D interiores y exteriores de edificios.

Robles se ha mostrado muy interesada por este programa, así como por el proyecto de investigación ‘Pangolín’ del Centro de Tecnología de Desarrollo e Innovación (CDTI), con el que se dota a vehículos militares y civiles de un blindaje modular a prueba de explosivos.

En el bunker para vehículos se ha realizado una prueba de supervivencia contra mina de un vehículo IBERO equipado con deflector de onda, fabricado con nuevos materiales ligeros dentro del proyecto I+D ‘Pangolín’ del CDTI.

Robles, acompañada por la secretaria de Estado de Defensa, Esperanza Casteleiro, y el director general del INTA, teniente general del Aire José María Salom, ha pasado también por la exposición de inhibidores en vehículos RG31 para acabar en el área donde se ha trabajado intensamente contra la pandemia.

LOS RETOS

Otro de los proyectos por lo que se ha interesado especialmente la ministra ha sido el PILUM, que desarrolla un aerolanzador espacial que irá embarcado en un avión F-18 para puesta en órbita LEO de nano satélites.

Se trata de un proyecto liderado por el INTA, junto con un consorcio industrial español, que se encuentra en sus primeras etapas y se han realizado diferentes estudios de viabilidad contratados por la ESA.

Se trata de un ejemplo de colaboración público privada para el desarrollo de una tecnología dual estratégica para España, utilizando aviones de combate para misiones espaciales civiles o militares, y que supondrá un importante beneficio para el acceso español al New Space.

Actualmente se han fabricado una maqueta a escala real y se están diseñando y probando diferentes subsistemas en tierra y en vuelo real.

Posteriormente, la general Ortega ha explicado que entre los grandes retos del INTA se encuentra el apoyo al programa VCR 8x8 Dragón, que para ellos es un “programa estratégico”.

Por último, ha querido poner en valor a los “héroes cotidianos” que hay en la Subdirección, y en todo el INTA, porque “pretenden cambiar la realidad y el paisaje” para mejor.

LUCHA ANTI-COVID

A través de su Departamento NBQ (Nuclear, Biológico y Químico) y de sus laboratorios químicos y biológicos, el INTA ha participado activamente en la lucha contra el Covid-19, mediante evaluación de mascarillas, equipos de protección individual, monos desechables y, especialmente, sistemas de desinfección.

En relación con las lámparas ultravioleta, se ha dado soporte a empresas españolas que han solicitado evaluar diferentes prototipos, desde soportes fijos con lámparas UVC, soportes móviles empujados manualmente, luminarias para ser instaladas en ascensores, hasta robots automatizados altamente sofisticados como el 'Atila'.

La titular de Defensa también ha conocido en detalle un sistema de purificación del aire en el que se realiza un acoplamiento novedoso de tres técnicas de desinfección: la ionización, la filtración y la radiación UV-C, capaz de eliminar un virus en un aerosol hasta niveles indetectables, incluido el SARS-Cov-2. Esta tecnología ya ha demostrado una efectividad de más del 99%.

Robles ha saludado a algunos de los condecorados con la medalla 'Balmis' antes de despedirse “impresionada” con el trabajo realizado en este campo.

“Enhorabuena, porque lo que han hecho aquí ustedes es impresionante”, ha subrayado, recordando que sin las Fuerzas Armadas, y sin el INTA, “hubiéramos ido mucho más lentos” para hacer frente a la tremenda crisis sanitaria que ha supuesto el Covid.

El INTA es un organismo público de investigación autónomo con más de 75 años de historia que se divide en cuatro áreas científico-técnicas con nivel de Subdirección General: Sistemas Espaciales, Sistemas Aeronáuticos, Sistemas Terrestres y Sistemas Navales.

En 2005 se creó la Unidad de Cultura Científica y de la Innovación (UCC+i) del INTA para promocionar la ciencia y la tecnología y acercarlas al público no especializado, con especial interés en el fomento de las vocaciones científicas entre los más jóvenes.

Más Info