La ministra agradece el trabajo de los militares en la respuesta a los estragos de la ola de frío

14/01/2021 Twitter En la base aérea de Torrejón de Ardoz

Un total de 1.500 efectivos de las Fuerzas Armadas se han movilizado en esta gran nevada

El despliegue de la maquinaria pesada del Ejército de Tierra, clave para abrir al tráfico aéreo en el aeropuerto de Madrid y en la base de Torrejón

La ministra de Defensa, Margarita Robles, ha visitado esta tarde la base aérea de Torrejón de Ardoz para agradecer al Ejército su eficaz despliegue en respuesta a la emergencia causada por la borrasca Filomena en el centro y este del país.

La ministra ha agradecido al personal del Ejército del Aire, a la Agrupación de la Base, al Mando de Ingenieros (Ejército de Tierra) y a la UME su trabajo para abrir al tráfico aéreo la pista.

“Quería agradecer de nuevo el trabajo que realizan las Fuerzas Armadas, tanto la UME, como el Ejército de Tierra, como el Ejército del Aire, que se han volcado en esta situación de nevada que estamos viviendo. Gracias infinitas por todo el trabajo que realizan”, ha dicho Robles a pie de pista donde ha visto cómo trabajaban las motoniveladoras.

La base aérea de Torrejón de Ardoz ha requerido la colaboración de todos para recuperar la operatividad, especialmente la maquinaria pesada desplegada por los ingenieros del Ejército de Tierra.

El Mando de Ingenieros del Ejército de Tierra, cuyo cuartel general está en Salamanca, ha desplegado a sus tres regimientos, con base en Salamanca, Zaragoza y Burgos, para atender la emergencia dejada a su paso por la borrasca Filomena.

Estas unidades de ingenieros disponen de algunas capacidades únicas en todas las Fuerzas Armadas que permiten dar soluciones a problemas complejos como, por ejemplo, la retirada de nieve y limpieza del aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas que lleva a cabo el Regimiento de Especialidades de Ingenieros nº 11.

EJÉRCITOS DE TIERRA Y AIRE

Un total de 705 efectivos y 161 vehículos, de ellos 52 máquinas pesadas, del Ejército de Tierra están colaborando a día de hoy en Madrid y Castilla-La Mancha para mitigar los estragos causados por las bajas temperaturas que han congelado la nieve de la tormenta Filomena.

Además de Madrid, Toledo y Guadalajara son las dos provincias manchegas que actualmente cuentan con contingentes del Ejército de Tierra y de la UME que ayudan en la retirada de las placas de hielo para recuperar la viabilidad y la normalidad. Las unidades desplazadas a Aragón finalizaron ayer las misiones asignadas.

Por su parte, el Ejército del Aire, sigue colaborando en Getafe con la Policía Local y a la Guardia Civil, con dos vehículos URO de alta movilidad táctica y siete todoterreno de la base aérea.

Más Info