Escudonota de prensa
Oficina de Comunicación

MINISTERIO
DE DEFENSA

El secretario de Estado de Defensa muestra sus condolencias por los militares fallecidos ayer en Murcia.

19/09/2019 Twitter

El funeral se celebrará hoy a las 19,00 horas en la Academia General del Aire

El secretario de Estado de Defensa, Ángel Olivares, ha visitado esta mañana la Academia General de Aire, en San Javier (Murcia), donde ha podido expresar su condolencias a los familiares de los dos miembros de la Academia que perdieron ayer la vida, el comandante Daniel Melero y la alférez Rosa María Almirón.

“Hemos querido trasladar en nuestro nombre y en el de la ministra de Defensa, nuestra solidaridad y apoyo a las familias de los dos profesionales fallecidos y compartir un dolor que se hace extensivo al Ejército del Aire en unos momentos muy especiales”, ha indicado Olivares.

“Es un momento de especial estrés”, ha recalcado el secretario, haciendo referencia al reciente fallecimiento del comandante Marín, de la misma unidad, y a la gran implicación de las Fuerzas Armadas en el restablecimiento de los servicios críticos y al apoyo a la población civil a consecuencia de las inundaciones de las últimas semanas.

“Sin embargo, estoy absolutamente convencido que los valores que atesoran todos los miembros de las Fuerzas Armadas les permitirán salir de este trance”, ha subrayado.

Olivares ha remarcado ante los periodistas que, a la espera de los resultados de la investigación, “bajo ningún motivo ni circunstancia alguna hay ningún avión que vuele si no está en condiciones seguras de volar” y ha insistido en que se cumplen todos los requisitos de seguridad, las revisiones o certificaciones necesarias, “fruto de los exigentes requisitos del Ejército del Aire en coordinación con las empresas fabricantes de estos medios”.

Previamente, el representante de Defensa se ha reunido con personal de la UME para analizar su actuación durante las inundaciones. Olivares ha querido felicitar a los miembros de las Fuerzas Armadas por el trabajo realizado y ha manifestado que “han demostrado que su valía, su profesionalidad, organización, disciplina y conocimientos han contribuido a paliar estos daños”.

El funeral por los fallecidos, que se celebrará a las 19,00 horas en esta Academia, estará presidido por el subsecretario de Defensa, Alejo de Torre, y en él también estará presente en jefe del Estado Mayor de Aire, el general Javier Salto.

El instructor de la Academia General del Aire, comandante Daniel Melero Ordoñez, y su alumna, la alférez Rosa María Almirón, fallecieron el pasado miércoles al precipitarse a aguas del Mar Menor la avioneta que tripulaban.

El accidente se produjo cuando la avioneta Pillán de enseñanza elemental realizaba un vuelo de instrucción en las proximidades de esta academia, cuando cayó al mar por causas que está investigando la Comisión para la Investigación de Accidentes de Aeronaves Militares (CITAAM).

Instructor y alumna estaban realizando las primeras clases de vuelo, que se conocen como "de tráfico". Esto es una operación de instrucción en la que el aparato despega, realiza un vuelo corto y aterriza, maniobra que se realiza en reiteradas ocasiones.

El fallo se produjo cuando estaban completando la tercera salida y la avioneta terminó por precipitarse al agua.

El miércoles por la noche los equipos de rescate habían recuperado el grueso de los restos del avión, pero aún queda pendiente la recogida de materiales menores.

COMANDANTE MELERO

Prácticamente toda la carrera profesional del comandante Melero, de 50 años, ha estado vinculada a la Academia General del Aire.

Nacido en Cádiz, ingresó en las Fuerzas Armadas en 1991 y, desde entonces, pasó por varios destinos: la Escuela Militar de Paracaidismo, el Cuartel General del Ejército del Aire y la Academia Militar del Aire.

Fue en este centro de enseñanza donde estuvo destinado casi ininterrumpidamente desde 2003. Y fue aquí donde comenzó su trayectoria como instructor en 2014.

Recientemente, había sido nombrado jefe del escuadrón de alumnos, responsabilidad que le “hacía mucha ilusión”, según reconocen sus compañeros del centro.

El comandante Melero estaba casado. Se sentía especialmente orgulloso de sus hijos, de 22 y 19 años, con los que le encantaba compartir el tiempo libre del que disponía.

Montar en bici los fines de semana era otra de sus grandes aficiones que, además, le permitía disfrutar de sus amigos. Con ellos había montado el club ‘Los Trotones’, y con ellos planificaba rutas para recorrer a pedales las zonas más atractivas del Levante.

“Has sido un buen compañero y nunca te has escondido cuando había que ponerse a luchar contra el viento”, han dicho de Melero sus amigos de ruta, en un pequeño homenaje en Redes Sociales.

Melero acumulaba casi 5.300 horas de vuelo, horas que acreditan su dilatada experiencia como piloto. Además, fue instructor de vuelo de intercambio en las Fuerzas Aéreas de Chile entre 2005 y 2007.

El comandante contaba con diversas condecoraciones militares.

ALFEREZ ALMIRÓN

La alférez Rosa María Almirón Otero, de 20 años, era una de las alumnas del comandante Melero. Natural de Lucena (Córdoba). Ingresó en la Academia General del Aire en agosto de 2017 y era una de las seis mujeres de la LXXIII promoción de esta academia.

Almirón había comenzado el tercer curso de enseñanza elemental en la Academia hace unas semanas y, según afirman sus compañeros, estaba muy ilusionada con empezar a volar.

Una de sus grandes pasiones era montar a caballo, aunque también le encantaba leer y ver series de televisión.

Más Info