‘Vuelta a las clases en Líbano’

11/05/2022 Twitter Artículo de la Revista Española de Defensa número 394

Durante sus más de quince años de despliegue en el sur de Líbano como parte de la Fuerza Interina de Naciones Unidas en el país (UNIFIL), las Fuerzas Armadas españolas han impulsado y desarrollado en su área de responsabilidad diferentes programas de cooperación cívico-militar (CIMIC) que han tenido una gran acogida entre la población local y han contribuido en gran medida al desarrollo de la zona.

En 2020 la pandemia causada por el COVID-19 obligó a parar la realización de este tipo de actividades en un momento en el que eran más necesarias que nunca por la crítica situación por la que atravesaba el país. Gracias a la voluntad y el esfuerzo de los militares españoles y las instituciones colaboradoras, la mayor parte de estos programas se han retomado en los últimos meses.

Sin duda, el más conocido y el de mayor trascendencia es el programa Cervantes, fruto de un convenio de colaboración entre el Ministerio de Defensa y el Instituto Cervantes y dirigido a la enseñanza de la lengua y la cultura españolas a alumnos de colegios ubicados en el área de responsabilidad de la Brigada Este —liderada por España—, a personal de ayuntamientos, parroquias y centros cívicos, y también a militares de otros Ejércitos desplegados en la zona.

Desde su puesta en marcha en 2007, más de 7.300 niños y mayores han participado en el programa, que ha alcanzado un gran éxito entre la población, porque, según señalan los alumnos, no solo es muy útil para mejorar la interacción con los militares españoles, sino también supone una ventaja a la hora de buscar trabajo fuera de Líbano, por ser una de las lenguas más habladas en el mundo.

El contingente desplegado actualmente en el país, la Brigada Líbano (BRILIB) XXXVI, ha logrado activar ocho clases en dos colegios de Marjayoun y uno de Kleyaa. Además, en los distintos destacamentos se imparten cinco clases a las que asisten militares serbios, indonesios, indios y brasileños, quienes valoran, principalmente, el material didáctico y la implicación, preparación y paciencia de los profesores. El profesorado lo componen doce militares españoles, que, previamente a su despliegue, realizaron en España un curso de formación impartido por el Instituto Cervantes.

Uno de ellos es el capitán Rodrigo Medrano, oficial de Planes, que decidió participar en el programa por recomendación de su antecesor en el puesto. «Es una buena oportunidad para desarrollar mis capacidades docentes y, además, el hecho de enseñar aspectos de nuestra cultura nos hace valorar aún más lo que tenemos en casa», afirma.

Seguir leyendo

Más Info