Evacuación de Afganistán

13/09/2021 Twitter Artículo de la Revista Española de Defensa número 386

«Han hecho un trabajo excepcional, salvando muchísimas vidas. Su labor es heroica y toda España se siente muy orgullosa de ellos». La ministra de Defensa expresaba así su agradecimiento a las Fuerzas Armadas en la base aérea de Zaragoza, donde acudió el 28 de agosto para recibir a los militares del Ejército del Aire que aterrizaron en los dos últimos A400M procedentes de Dubái, poniendo el colofón a la operación de evacuación en Afganistán. «Han demostrado su profesionalidad y humanidad en una misión muy complicada —reiteró Margarita Robles—, poniendo en riesgo sus vidas para que entraran en los aviones el mayor número de personas».

En una operación al límite, después de que los islamistas talibanes tomaran el poder, España rescató en diez días, del 18 al 27 de agosto, a 2.206 afganos. La mayoría eran personas que trabajaron para las Fuerzas Armadas y la cooperación española durante los dos últimos decenios, con sus familiares, 1.677 en total, aunque también había 333 antiguos empleados de la UE, 131 de Estados Unidos, 50 de la OTAN y 21 de Portugal. Ciento treinta militares estuvieron desplegados durante la operación en el aeropuerto de Kabul —junto a una veintena de policías del cuerpo de seguridad de la Embajada y el personal diplomático— y en Dubái, base intermedia del puente aéreo establecido para la evacuación.

Salvar la vida del máximo de afganos que han colaborado con España y otros países y organizaciones internacionales ha sido el objetivo de esta operación conjunta de las Fuerzas Armadas, en la que el mayor peso recayó en el Ejército del Aire. En ella se produjeron diecisiete rotaciones del avión de transporte A-400M (Dubái-KabulDubái) y once vuelos Dubái-Torrejón, de ellos diez de Air Europa fletados por Defensa y uno primero del A-400M. También intervinieron diversas unidades del Ejército de Tierra, mientras el Mando de Operaciones trabajó 24/7, las veinticuatro horas de los siete días de la semana, y reforzó su Estado Mayor por las circunstancias tan cambiantes en la capital afgana.

Seguir leyendo

Más Info