Logística en la ‘Operación Balmis’, la importancia de la segunda línea

24/06/2020 Twitter

«Bajo ningún concepto el Centro de Gestión de Apoyo Logístico puede caer. De nosotros depende toda la logística de la operación Balmis». Fue la orden que transmitió a mediados de marzo, tras la declaración del estado de alarma, el general de brigada Rafael Castro, al frente de la Subdirección de Gestión Logística del MALE. (…/…)

Hasta el 1 de junio, las rutas del suministro de equipos de protección, productos de desinfección y cualquier otro tipo de material de apoyo sanitario habían cubierto más de 250.000 kilómetros entre Madrid y las unidades finales de destino en todo el territorio nacional, el equivalente a seis vueltas al mundo.
«Lo esencial ha sido la inmediatez», afirma el general Castro. «Hemos sido muy proactivos para responder rápidamente a las demandas de las unidades», añade. «Un militar que entraba a limpiar una residencia en cualquier parte de España lo hacía pertrechado con el material llegado a la base aérea de Torrejón de Ardoz solo 48 horas antes», destaca por su parte el coronel Alfonso Azores, jefe del Parque y Centro de Mantenimiento de Material de Intendencia (PCAMI).

Este órgano, dependiente también del MALE, y la Unidad de Apoyo Logístico de la Brigada de Sanidad (UALSAN) han sido las plataformas de almacenamiento y preparación de las cargas que irradiaban a todo el país desde la capital de España. Las rutas peninsulares se han cubierto por vía terrestre con los vehículos pesados y ligeros de la Agrupación de Transporte nº 1 de la Brigada Logística, mientras que los aviones del Ejército del Aire han realizado el suministro a las Islas Baleares y Canarias y las misiones en el exterior.

Seguir leyendo

Más Info