Reales y Militares Órdenes

TÍTULO IV. De las acciones heróicas.




Artículo 27

Artículo 27.º Son heroicas todas las acciones que en la clase de distinguidas excedan en mucho a las mencionadas hasta ahora, a juicio del general en jefe y del Tribunal Supremo de Guerra y Marina.

En campo raso
Para la infantería


1.Batir con un tercio menos de gente en ataque, defensa o retirada a un enemigo que haga tenaz resistencia causándole la pérdida de una tercera parte de su fuerza, o el mismo número en prisioneros, si fuese por sorpresa.
2.Defender el puesto que se le confíe hasta perder entre muertos y heridos la mitad de su gente.
3.Tomar una bandera en medio de tropa formada que la defiende con tesón.
4.En momentos dudosos, o decisivos, cargar el primero y con buen éxito al enemigo, causándole la pérdida de un tercio de su fuerza.
5.Contener con inminente riesgo de la vida, y en fuerza de arrojo y energía, la insubordinación de una tropa que ha llegado a hacer armas contra sus oficiales.
6.Rehacer instantáneamente una tropa desordenada por las pérdidas sufridas, y dispersar con ella al enemigo cuyas fuerzas no sean inferiores o tomar o recuperar en el acto una batería o posición.Foto: Fernando Primo de Rivera, Marqués de Estella, vencedor de los Carlistas.
7.En el ataque de una posición o en una carga al enemigo, marchar al frente de su tropa animándola con el ejemplo, después de haber sido herido de gravedad.
8.Ser de los tres primeros que llegan a una batería que hace fuego, o rendir o matar a un artillero en el momento que va a disparar una pieza.
9.ºEn un ataque a la bayoneta, ser de los tres primeros que se baten al arma blanca, dando muerte a su adversario.
Para la caballería
10.Son acciones heroicas en los individuos de esta arma las que pueden ejecutar de las marcadas para la infantería, y además las siguientes:
11.Tomar con fuerzas proporcionadas una batería sostenida por infantería, sufriendo a corta distancia el fuego de ambas armas, y logrando destruir o hacer prisioneros a gran parte de los artilleros o infantes.
12.Batir con fuerzas proporcionadas una infantería sostenida por artillería, o una caballería no inferior en número, apoyada por otras armas, siempre que en uno y otro caso se causen al enemigo pérdidas de consideración en prisioneros y muertos.
13.Salvar por una o mas cargas a una infantería o artillería seriamente comprometida, perdiendo para lograrlo la cuarta parte de la fuerza.
14.Ser uno de los tres primeros que penetran en una masa o cuadro de infantería, y batiéndose y allí al arma blanca, logrando rendir o dar muerte a un adversario, o de los últimos que en una dispersión consiguen mantener al enemigo, batiéndose al arma blanca.


Para la artillería


15.Son acciones heroicas en los individuos de esta arma todas las que puedan ejecutar de las mencionadas, y las siguientes:
16.Sostener el fuego de sus piezas después de desordenadas y puestas en retirada todas las tropas que las apoyaban, siempre que de esto resulte el que la acción se restablezca favorablemente;
17.En el caso de no tener orden para retirarse, continuar el fuego de sus piezas después de perdido el apoyo de las tropas de sostén, hasta que el enemigo llegue a las bocas de los cañones, aun cuando estos se pierdan después de defendidos con fuego de fusil y al arma blanca.
Para los ingenieros
18.Son acciones heroicas en los individuos de este cuerpo las que pueden ejecutar de las marcadas, y además las siguientes:
19.Replegar o cortar un puente con inminente riesgo de perecer entre los enemigos o en las minas, por haberse resuelto esta operación en momentos críticos, y siempre que con ella se consiga salvar el ejército, o parte considerable de él, en una retirada precipitada.
20.Establecer un puente bajo el fuego del cañón y fusil enemigos, ejecutándolo al descubierto y con pérdida de la tercera parte de la fuerza.
Estado mayor y ayudantes de campo y órdenes
21.En estos jefes y oficiales serán acciones heroicas todas las marcadas para los de las distintas armas con las cuales pueden prestar sus servicios.


Ataque y defensa de plaza y puntos fortificados
Infantería


22.Son acciones heroicas en los individuos de esta arma: ser el primer soldado que suba a una brecha o escala defendida con empeño, o el cabo, sargento u oficial que forme la primera gente encima del miro o trinchera del enemigo, o se mantenga en ellos por mas tiempo.
23.Ser el oficial o los tres primeros individuos de tropa que asalten una brecha, aun cuando no logren posesionarse definitivamente de ella, siempre que antes de retirarse se hubiesen batido al arma blanca con los defensores.


Para la artillería


24.Además de las marcadas para la infantería, son acciones heroicas en los individuos de esta arma las siguientes:
25.Situar una batería al descubierto y a distancia de 100 pasos de una obra bien defendida.
26.Continuar, mientras sea necesario el fuego en una batería cuyos parapetos se hallen completamente destruidos, y batida de revés, a rebote o enfilada por la infantería enemiga, sufriendo la pérdida de un tercio de su fuerza.


Para el cuerpo de ingenieros


27.Son acciones heroicas en los individuos de este cuerpo, además de las mencionadas, las siguientes:
28.Entrar el primero en una mina de que esté posesionado el enemigo, y desalojarlo mediando combate.
29.Arrojarse a reconocer una mina a que haya dado fuego el enemigo, consiguiendo evitar la voladura.
Para los gobernadores y comandantes de plazas o puntos fortificados
30.Además de las que pueden ejecutar de las marcadas, serán acciones heroicas en los que desempeñen estos mandos las siguientes:
31.Continuar la defensa después de votada la rendición en consejo de guerra, aun cuando en último caso se llegue a este extremo por nuevas y considerables pérdidas de gente o posiciones hasta entonces conservadas, o por absoluta falta de provisiones de boca o guerra después de haber observado la mayor economía en ambos artículos.
32.Defenderse después de haber perdido la mitas de la guarnición, salvando el punto, o no rindiendo sino en caso de nuevos ataques, que aun cuando bien resistidos, hayan obligado al abandono del último recinto, y reducido la defensa al interior de la plaza o punto fortificado.
33.En caso de completo bloqueo, y aun sin formalizarse el sitio, mantenerse hasta agotar los recursos de subsistencias, después de pasados dos meses de hallarse reducida la guarnición
34.En el inmediato sucesor del mando de una plaza o punto fortificado, comprometerse a defenderlo después de propuesta por su jefe la rendición y ser aprobada en el consejo de guerra, siempre que el punto se salve aun con auxilio exterior por la prolongación de la defensa; y aun cuando sucumba, si es a consecuencia de nuevas pérdidas de defensores u obras o de resueltas de ataques, de asalto o brecha, valerosa, aunque infructuosamente defendidos.


Para los generales y brigadieres


35.En un general en jefe serán acciones heroicas las siguientes:
36.Una victoria obtenida con tercio menos de fuerzas, causando al enemigo una pérdida de material de grande importancia, contando en ella considerable número de prisioneros y el abandono de su base de operaciones.
37.La victoria conseguida, aun con fuerzas iguales, siempre que por ella se de fin a una guerra con sepultados positivos y gloriosos para el país.Bandera  del Regimiento de la Constitución, Laureada por la acción del Caney, Cuba.
38.La derrota por causas ajenas al general en jefe, convertida en victoria por las acertadas disposiciones de este, no contando con fuerzas superiores.
39.Una retirada hecha ante un enemigo superior en fuerzas y que ataca vigorosamente, siempre que este movimiento sea efecto de órdenes superiores o de causas completamente ajenas a la conducta del general en jefe, y que al llevarlo cabo se salve el ejército y no se pierdan heridos ni material.
40.El denuedo del general en jefe que en momentos críticos decide la victoria con riesgo público y grande de su persona, causando al enemigo la pérdida de un tercio de su fuerza.
41.La victoria alcanzada con fuerzas iguales perdiendo el enemigo la mitad de las suyas en muertos y prisioneros, u obligándole al abandono del país, con restitución de las plazas o puntos fuertes que estuviese ocupando.
42.Una batalla ganada con fuerzas iguales, contra un enemigo victorioso hasta entonces, causándole la pérdida de un tercio de su fuerza en muertos o prisioneros.
43.En un general comandante de un cuerpo de ejército o de una división son acciones heroicas todas las que obrando aisladamente puede llevar a cabo de las designadas para los generales en jefe, y además las siguientes:
44.Influir de una manera evidente con diestras maniobras y vigorosos ataques en que una batalla dudosa se gane, siempre que aquellos sean fruto de su decisión espontánea.
45.En el caso de revés, mejorar conocidamente la suerte de todo el ejército salvando los heridos, artillería o bagajes, o librando diestra y valerosamente de la desgracia general su división o cuerpo de ejército.
46.En un brigadier serán acciones heroicas las mismas marcadas para los generales, en los casos que puede ejecutarlas con la fuerza de su mando.


Para los jefes de cuerpos, batallones o columnas sueltas


47.En estos jefes serán acciones heroicas las marcadas para los brigadieres, además de las que se han expresado en los vasos anteriores para las armas que manden.
Sanidad militar
48.Será acción heroica en los individuos de este cuerpo acudir a curar los heridos en un punto de donde no puedan ser retirados por el niego inmediato y certero del enemigo.

 

 

Subir

Artículos 28 al 31

  • Artículo 28.º Por regla general se considerará como heroica para los mandos inferiores al de general en jefe toda acción de guerra llevada a feliz término en ataque o defensa, siempre que a pesar de la inteligencia empleada cuesta la pérdida de la mitad de la fuerza, dando ocasión al que mande de acreditar en ello su capacidad y denuedo.
  • Artículo 29º. Para graduar la pérdida de fuerza propia a que se refieren varios párrafos de esta ley, debe entenderse cuando terminantemente no se hable de prisioneros, que aquella ha de consistir en muertos y heridos.
  • Artículo 30.º Las disposiciones de esta ley serán aplicables a los individuos y cuerpos de la Marina, cuando presten sus servicios en tierra y en completa igualdad con lo que para el ejército se previene.

Para la armada.

  • Artículo 31.º Son heroicas en el servicio marítimo todas las acciones que en la clase de distinguidas excedan en mucho a las mencionadas en los artículos anteriores a juicio de los jefes superiores inmediatos y del Tribunal Supremo de Guerra y Marina. Lo serán también para los individuos de I armada todas las que con la calificación de heroicas se designan para las diferentes clases del ejército, cuando aquellos presten el servicio en tierra, y además las siguientes:

1.Batir con la tercera parte menos de fuerza a un enemigo que abandona el combate después de una tenaz resistencia por efecto de las pérdidas de gente y gruesas averías que se le han causado.

2.Sostener un combate hasta perder la mitad de la gente entre muertos y heridos.

3.Combatir contra fuerzas superiores el tiempo suficiente para lograr que se salve un convoy, o para obtener cualquiera otro resultado ventajoso, aun cuando para ello se vea obligado a rendir su buque.

4.Rechazar el abordaje de un buque de fuerza superior, logrando dar muerte o hacer prisionera la mitad de la gente que aborda.

5.Abordar y rendir un buque de superior fuerza, siempre que para ello sea necesario perder la tercera parte de la propia.

6.Rehacer instantáneamente un trozo de abordaje que se ordene por efecto de las pérdidas sufridas, cargando con él de nuevo al enemigo basta rechazarlo o hacerlo prisionero.

7.Contener con inminente riesgo de la vida, y en fuerza de arrojo y energía, la insubordinación de un equipaje u otra fuerza cualquiera que ha hecho ya armas contra sus oficiales.

8.Ser de los tres primeros que saltan al abordaje dentro del buque enemigo, dando muerte a otros tantos contrarios.

9.Arrojar al agua en el momento de caer en la cubierta o entre puentes una granada enemiga que no ha reventado.

10.Ser el primero que se arroja a apagar un incendio que estalla en el pañol o antepañol de pólvora o de artificios de fuego.

11.El centinela que en caso de sorpresa se opone por si solo a la entrada del enemigo a bordo hasta quedar herido gravemente, o consigue con su resistencia que, extendida la alarma durante su defensa, acuda oportunamente el equipaje al punto ocupado.

Subir

© Copyright 2011 Ministerio de Defensa de España P. de la Castellana, 109 28071 Madrid - Tlf.: (34) 91 395 50 00