ONUCA

El Grupo de Observadores de las Naciones Unidas para Centroamérica (ONUCA) trató de favorecer la paz en una región azotada por la violencia.

Evolución

El mandato inicial de ONUCA, en noviembre de 1989, fue el de vigilar el fin de la ayuda a las fuerzas irregulares y movimientos de insurrectos y el no uso del territorio de un Estado para atacar a otros. Su área de operaciones se estableció en Costa Rica, Guatemala, Honduras, Nicaragua y El Salvador.

Tras las elecciones de Nicaragua, en febrero de 1990, que dieron la victoria a la coalición Unión Nacional Opositora de Violeta Chamorro, y el acatamiento de los resultados por el Frente Sandinista, ese mandato fue ampliado para que ONUCA interviniera en la desmovilización voluntaria de la resistencia nicaragüense y en el control del cese del fuego. La misión finalizó en diciembre de 1991.

Misión de España

ONUCA fue la primera operación de paz cuya máxima autoridad ostentó un militar español: el general Agustín Quesada. En una etapa posterior estuvo dirigida por el general Víctor Suanzes.

La participación de España en la misión había sido solicitada por la ONU y por todos los Estados afectados, que reclamaron además que fuera un general de nuestro país quien dirigiera la operación.

El contingente español fue el más numeroso, y llegó a contar con 57 oficiales, desplegados en los cinco países.

Mandato

ONUCA fue establecida en noviembre de 1989 por la Resolución 644 del Consejo de Seguridad de la ONU. Dos resoluciones posteriores (650 y 653) ampliaron su mandato para que pudiera intervenir en la desmovilización de la guerrilla de Nicaragua y en la supervisión del proceso de paz en este país.

Antecedentes

A finales de los 80, los grupos guerrilleros que durante años se habían enfrentado a gobiernos dictatoriales comprendían ahora que su lucha se encontraba en un callejón sin salida. Por su parte, los nuevos mandatarios, hijos de los cambios democráticos, deseaban negociar y dar una oportunidad a sus pueblos.

Auspiciados por el presidente de Costa Rica y Premio Nobel de la Paz, Óscar Arias, los jefes de Estado de Guatemala, Honduras, Nicaragua y El Salvador firmaron en 1987 los acuerdos de Esquipulas II, en los que se comprometían a luchar por la paz en Centroamérica y solicitaban la intervención de la ONU.

Meses de numerosas reuniones, intercambios de ideas e inspecciones sobre el terreno dieron como resultado la aprobación de una propuesta del secretario general de la ONU, el peruano Javier Pérez de Cuellar, para crear una misión de observadores de la ONU.

Cronología

1989

  • 1 de diciembre. El general Agustín Quesada, nombrado jefe de ONUCA.
  • 2 de diciembre. El primer contingente, encabezado por el general Quesada, llega a Tegucigalpa (Honduras), donde se establece el Cuartel General. Simultáneamente se crean bases en los demás países.

1990

  • 6 de abril a 29 de junio. ONUCA supervisa el desarme de la resistencia nicaragüense.

1991

  • 13 de mayo. El general Víctor Suanzes asume el mando de ONUCA.

Más Info