Ministerio de Defensa de España

Escudonota de prensa
Oficina de Comunicación

MINISTERIO
DE DEFENSA

El SEDEF propone reformular el modelo de adquisiciones de armamento

21/09/2011 Twitter Comparecencia de Constantino Méndez ante la Comisión de Defensa

Entre 1997 y 2004 se generó el 85 por 100 de las obligaciones a las que debe hacer frente Defensa en los próximos años

Méndez plantea la creación de un organismo especializado que centralice las adquisiciones de Defensa y destaca la apuesta realizada por el Gobierno en esta Legislatura para reforzar la seguridad de la misión en Afganistán con la adquisición de nuevos blindados 'Lince' y 'RG-31'

El Ministerio de Defensa presentará en las próximas semanas una estrategia de política industrial para el sector de la Defensa

El secretario de Estado de Defensa, Constantino Méndez, ha defendido en la tarde de hoy miércoles en la Comisión de Defensa del Congreso la creación de “una organización única y especializada en materia de adquisiciones de la Defensa, que nos permitiría optimizar los recursos y las herramientas competenciales asignados a la política de armamento y material, hoy dispersos entre demasiados agentes”.

Méndez ha señalado en su comparecencia que el modelo de adquisiciones debe ser reformulado para mejorar la planificación y priorizar las capacidades más necesarias, perfeccionando el sistema tanto en sus aspectos financieros como de naturaleza industrial y de organización interna de la Administración.

En relación con las obligaciones financieras acumuladas por el Ministerio de Defensa, el secretario de Estado ha recordado en el Congreso que el 85 por 100 de los compromisos fueron generados en el periodo 1997-2004. En concreto, el 51 por 100 del total, más de 13.600 millones de euros, se comprometieron en la legislatura 1996-2000; otro 35 por 100, más de 9.200 millones de euros, entre 2001 y 2004; y el restante 14  por 100 entre 2005 y la actualidad.

A este respecto, Constantino Méndez ha anunciado que en las próximas semanas el Ministerio de Defensa presentará una estrategia sobre la política industrial de la defensa.

Auditoría de los 19 programas

La Secretaría de Estado de Defensa ha culminado un análisis pormenorizado de los 19 programas especiales de armamento actualmente comprometidos por el Ministerio de Defensa, una auditoría interna a partir de la cual se ha realizado una evaluación sobre la situación presupuestaria y ha permitido establecer las bases de una estrategia financiera así como propuestas para mejorar el modelo de gestión del sistema de adquisiciones.

Constantino Méndez ha informado, junto con las medidas de austeridad y mejora de gestión desarrolladas, sobre el esfuerzo realizado por el Ministerio en esta área de adquisiciones durante la presente legislatura para reforzar la seguridad en la misión de Afganistán.

A este respecto, el Consejo de Ministros aprobó el pasado 8 de septiembre la adquisición de 76 vehículos blindados ‘Lince’ y 20 blindados 'RG-31', en el marco del Plan de Renovación de Vehículos Blindados sobre Ruedas iniciado por el Gobierno socialista en noviembre de 2007 que prevé una inversión total de 321 millones de euros. De esta manera, se completa la segunda fase de adquisición de blindados, con lo que nuestras Fuerzas Armadas contarán a finales de este año con 270 vehículos ‘Lince’ y 130 RG-31.

Asimismo, Méndez indicó que se ha revisado el proceso de planeamiento y modificado la normativa de adquisiciones, y se han concentrado en gran medida las decisiones y órganos de contratación del Ministerio. Como solución a la situación actual, el secretario de Estado ha abogado por medidas de futuro, entre las que ha situado la reprogramación de los compromisos y la reordenación de los programas.

A medio y largo plazo, Méndez ha defendido un cambio de modelo con la creación de una organización administrativa única y especializada con responsabilidad en el conjunto de las adquisiciones, como sucede en países cercanos como EEUU, Francia, Italia, Alemania o Reino Unido.

Una estructura administrativa y gestora de este estilo permitiría afrontar con mayor solvencia peculiaridades del ámbito de la Defensa, comunes a todos los países, como los largos ciclos de producción y elevados costes de desarrollo de los programas, o la necesaria adaptación a amenazas cambiantes.

Como complemento al análisis y las propuestas de reformulación del modelo de adquisiciones de armamento, el secretario de Estado insistió en que en las próximas semanas el Ministerio presentará una estrategia sobre la política industrial de la Defensa.