Ministerio de Defensa de España

Escudonota de prensa
Oficina de Comunicación

MINISTERIO
DE DEFENSA

España contribuye a formar las Fuerzas Armadas de países subsaharianos

18/01/2011 Twitter Entre los meses de febrero y marzo, en Senegal

El ejercicio 'Flintlock '2011' contará con la presencia de militares de Alemania, Canadá, Holanda, España y Estados Unidos, así como unidades de Burkina Faso, Chad, Mali, Mauritania, Nigeria y Senegal

El objetivo es proporcionar adiestramiento a las Fuerzas Armadas de estos países para que refuercen su seguridad y para poner límite al tráfico ilícito de armas, bienes o personas

España participará en el ejercicio multinacional de adiestramiento militar de diversos países subsaharianos, ‘Flintlock '2011’, que este año se desarrollará en Senegal entre los meses de febrero y marzo.

El objetivo de este ejercicio, dirigido por el Mando Estadounidense para África, es proporcionar adiestramiento a las fuerzas armadas de estos países africanos para mejorar la capacitación de sus miembros y reforzar su seguridad, así como poner límite al tráfico ilícito de armas, bienes o personas.

En su edición de 2011, el ejercicio ‘Flintlock’ contará con la presencia de militares de Alemania, Canadá, Holanda, España y Estados Unidos, quienes realizarán ejercicios de adiestramiento con unidades de las fuerzas armadas de Burkina Faso, Chad, Mali, Mauritania, Nigeria y Senegal.

La participación de España, con 15 militares pertenecientes a los tres Ejércitos, se enmarca dentro de la Directiva de Defensa Nacional 1/2008, que establece la necesidad de "contribuir, en el ámbito de la Defensa, al desarrollo, la prosperidad y la estabilidad en el continente africano, en especial, en el área subsahariana".

Tercera participación de España

Ésta será la tercera participación de España en estos ejercicios de adiestramiento dirigidos por Estados Unidos en el continente africano, que hasta el año pasado se realizaban cada dos años. En 2008, militares españoles participaron en el ejercicio que se llevó a cabo en Mali, y en 2010 en Burkina Faso.

Con este tipo de ejercicios se refuerza el adiestramiento e interoperabilidad de las fuerzas de seguridad en la región, al mismo tiempo que permite profundizar en el conocimiento de otras culturas con las que se mantienen vínculos históricos, contribuyendo a la paz y estabilidad de la zona.