Ministerio de Defensa de España

Escudonota de prensa
Oficina de Comunicación

MINISTERIO
DE DEFENSA

El presupuesto 2011 prioriza la operatividad, la seguridad y las operaciones

06/10/2010 Twitter Comparecencia del secretario de Estado de Defensa en el Congreso

El Ministerio de Defensa contará en el ejercicio 2011 con 7.153 millones de euros, lo que supone una reducción real del 3,5 por 100 sobre el presupuesto disponible en 2010

Constantino Méndez destaca los esfuerzos en marcha para mejorar la gestión y controlar el gasto

El Ministerio de Defensa dispondrá en 2011 de un presupuesto de 7.153 millones de euros, cifra que representa una reducción de un 7 por 100 sobre el presupuesto inicial de 2010. Sin embargo, la reducción real del presupuesto es del 3,5 por 100 sobre el presupuesto disponible, ya que a lo largo de este año el Gobierno ha aprobado diversos acuerdos de no disponibilidad y reducción del déficit.

Así lo ha explicado esta mañana el secretario de Estado de Defensa, Constantino Méndez, en su comparecencia ante la Comisión de Defensa del Congreso de los Diputados, en la que ha enmarcado las cuentas para 2011 en “un esfuerzo de consolidación fiscal sin precedentes centrado en el control del gasto, la austeridad, el ahorro y la eficiencia”.

Méndez ha recordado el compromiso del Gobierno con la sostenibilidad de las finanzas públicas y el objetivo de reducir el déficit público hasta el 3 por 100 del PIB en 2013, en aplicación del Pacto de Estabilidad y Crecimiento.

El secretario de Estado de Defensa ha explicado también que los presupuestos de 2011 se han elaborado a partir de cuatro objetivos prioritarios: la seguridad de las tropas, lo que se traduce en la priorización de las partidas de gasto relacionadas con los gastos operativos y el apoyo logístico; la operatividad de las Fuerzas Armadas; el adecuado mantenimiento de los sistemas de armas; y las operaciones en el exterior, así como el cumplimiento de nuestros compromisos internacionales.

Méndez ha explicado a los diputados de la Comisión de Defensa del Congreso que la mitad de la reducción del presupuesto del Departamento para 2011 procede de la reducción de los gastos de personal, consecuencia de las medidas especiales contra el déficit aprobadas el pasado mes de mayo, relacionadas con la disminución media del 5 por 100 de los salarios de los empleados públicos; y consecuencia también de que los presupuestos del Ministerio de Defensa para 2011 contemplan una cifra de 83.000 soldados y marineros a la finalización del ejercicio.

Junto con la reducción de los gastos de personal del capítulo 1 del presupuesto, también ha habido una disminución en el capítulo 6 de inversiones reales, concretamente en los compromisos de pago de los programas especiales de armamento.

En este sentido, Constantino Méndez ha asegurado la continuidad de los programas de adquisición actualmente en marcha, si bien se contempla la posibilidad de reprogramar y reordenar los compromisos financieros, teniendo en cuenta los retrasos en que incurrirán las empresas responsables de algunos programas en curso.

Prioridad por la operatividad y la seguridad

Las partidas del presupuesto de Defensa para 2011 menos afectadas por la reducción general son, en coherencia con los objetivos señalados por el secretario de Estado relacionados con seguridad y operatividad de las tropas, las referidas a gastos operativos y apoyo logístico.

El secretario de Estado de Defensa ha destacado, asimismo, que dos terceras partes de la reducción del presupuesto para 2011 son asumidas por el órgano central del Ministerio, correspondiendo el tercio restante a los Ejércitos de Tierra, Aire, la Armada y el Estado Mayor de la Defensa.

“Nuestro objetivo básico en esta etapa es el de gestionar la austeridad y la eficiencia”, ha destacado el secretario de Estado de Defensa en el Congreso, y ha informado a los diputados sobre dos nuevos instrumentos de mejora de la gestión del Ministerio y del control del gasto. En concreto se ha referido al programa de mejora de la gestión estratégica de los recursos, de la Secretaría de Estado de Defensa; y al programa permanente de eficiencia y economía del gasto del Ministerio de Defensa.