Ministerio de Defensa de España

Escudonota de prensa
Oficina de Comunicación

MINISTERIO
DE DEFENSA

DEFENSA Y MEDIO AMBIENTE PRESENTAN EL CONVENIO CON EL GOBIERNO CANARIO PARA PROTEGER LAS POBLACIONES DE CETÁCEOS, QUE SUPONDRÁ UNA INVERSIÓN DE 800.000 EUROS

17/12/2007 Twitter Medidas preventivas para no producir daños en la biodiversidad

Se realizarán estudios biológicos para la conservación e investigación de las poblaciones de cetáceos, con el fin de evitar varamientos accidentales

El Ministerio de Medio Ambiente considera la conservación de este grupo de especies una línea prioritaria de trabajo

El próximo Consejo de Ministros aprobará el Real Decreto que regulará la observación recreativa de cetáceos para minimizar las molestias estos animales durante esta actividad

Los ministros de Medio Ambiente y Defensa, Cristina Narbona y José Antonio Alonso, y el consejero de Medio Ambiente y Ordenación Territorial del Gobierno de Canarias, Domingo Berriel, han presentado hoy el convenio del colaboración suscrito entre ambas Administraciones para la conservación e investigación de las poblaciones de cetáceos con el fin evitar varamientos accidentales. El convenio supone una inversión de 800.000 euros y se desarrollará durante 3 años.

El archipiélago canario alberga una de las muestras más destacadas de biodiversidad de las islas oceánicas, y en su territorio conviven diferentes hábitats naturales, de los que al menos cuatro son marinos: fondos arenosos, lagunas costeras, cuevas marinas sumergidas y arrecifes.

La declaración de algunos de estos hábitats marinos como Lugares de Importancia Comunitaria (LIC) por parte de la Comisión Europea contribuye a la conservación de especies como los cetáceos. Hasta 14 especies de cetáceos se encuentran incluidas en el Catálogo Nacional de Especies Amenazadas.

Por este motivo los Ministerios de Defensa y de Medio Ambiente, así como el Gobierno de Canarias, han decidido mediante la firma de este convenio establecer medidas preventivas de conservación para estas especies, con carácter permanente, sobre las actividades que pudieran causarles algún tipo de perjuicio.

En septiembre de 2002 se produjo un varamiento masivo de zifios en las islas de Fuerteventura y Lanzarote, coincidiendo con la realización de unas maniobras navales. Por ello, el Ministerio de Defensa y el Gobierno de Canarias firmaron un convenio en marzo de 2004, ya finalizado, para comenzar a analizar el impacto que sobre las poblaciones de cetáceos pudiera tener la realización de ejercicios con utilización de sónares activos.

Financiación de estudios

Mediante la firma del convenio suscrito hoy, los Ministerios de Defensa y de Medio Ambiente, y la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación Territorial se comprometen a la financiación y contratación de los estudios biológicos, anatómico-patológicos, fisiológicos y acústicos en el archipiélago canario, con el fin de recomendar la necesidad de ejercer algún tipo de protección especial en determinadas zonas, y fijar los márgenes de frecuencias e intensidades de los sónares de las unidades navales, que pueden causar efectos dañinos a los zifios y a otros cetáceos.

Asimismo, se determinarán los impactos ambientales presentes en los hábitats marinos que hayan sido declarados como Lugares de Importancia Comunitaria por la presencia de cetáceos; se zonificarán las áreas del archipiélago donde haya poblaciones residentes de cetáceos, especialmente zifios; y se determinarán las épocas del año de mayor sensibilidad para estas especies, como por ejemplo las épocas de cría.

Una vez determinadas las zonas de poblaciones de cetáceos, se delimitarán las distancias a las que la utilización de sónares, según sus frecuencias y potencias de transmisión, pudieran causar efectos dañinos. También se realizarán un seguimiento y estudio de todos los cetáceos varados en Canarias para determinar las causas.

Por otro lado, el convenio contempla una línea de colaboración internacional entre equipos de investigación que lleven a cabo trabajos sobre cetáceos, en especial con la OTAN, y establece que la Armada podrá participar y apoyar las campañas de investigación que se determinen.

Igualmente, el Ministerio de Defensa y el Gobierno de Canarias se comprometen a aplicar la máxima del principio de precaución, que permita la toma de decisiones responsables para que no se produzcan daños en la biodiversidad, en tanto no se finalicen los trabajos y se obtengan conclusiones definitivas.

De esta manera, hasta que no se identifiquen las zonas de hábitat permanente de los zifios, Defensa se compromete a no realizar ejercicios que impliquen el uso de sónares activos antisubmarinos y explosiones submarinas dentro de las 50 millas náuticas a poniente y al sur de las islas más occidentales del archipiélago canario, al igual que se hará en las zonas ya identificadas.

El convenio, que será financiado entre las partes firmantes, estará vigente hasta el 31 de diciembre de 2009, previéndose la posibilidad de prórrogas anuales por acuerdo expreso de las partes.

Precauciones medioambientales de la Armada

Además de establecer una distancia mínima de 50 millas de los hábitats permanentes de zifios, la Armada ya lleva a cabo en la actualidad otra serie de medidas preventivas durante las maniobras navales, como la inspección visual previa, la interrupción del ejercicio si hay avistamientos, la detección acústica pasiva siempre que sea posible y el ajuste a la mínima potencia de transmisión sónar imprescindible.

Del mismo modo, tanto en los ejercicios nacionales como en los internacionales, las unidades españolas se atienen a las normativas comunes de la OTAN que establecen la política y responsabilidades en el terreno de la protección del medio ambiente. Igualmente, se ha creado una base de datos de avistamiento de cetáceos desde los buques de la Armada para poder determinar en un futuro las zonas con mayor abundancia.

Protección de las poblaciones de cetáceos

Hay que tener presente que en las aguas españolas viven 27 especies de cetáceos de las cuales  la mitad se encuentran amenazadas. Por este motivo, el Ministerio de Medio Ambiente considera la conservación de este grupo de especies una línea prioritaria de trabajo.

En la actualidad, se encuentra ya muy avanzada la tramitación de un nuevo Real Decreto que regulará la observación recreativa de cetáceos, con el objeto de minimizar las molestias a estos animales durante esta actividad.

Asimismo, el Ministerio de Medio Ambiente ha participado en un proyecto LIFE Naturaleza desarrollado por la Sociedad Española de Cetáceos destinado a analizar las interacciones entre los delfines y las pesquerías en el Mediterráneo.

Más Info

  • El Ministro Alonso durante la presentación del convenio entre el Ministerio de Defensa, Medio Ambiente y Gobierno de Canarias a los medios de comunicación
  • Presentación del convenio entre el Ministerio de Defensa, Medio Ambiente y Gobierno de Canarias.
  • Presentación del convenio entre el Ministerio de Defensa, Medio Ambiente y Gobierno de Canarias a los medios de comunicación.
© Copyright 2015 Ministerio de Defensa de España P. de la Castellana, 109 28071 Madrid - Tlf.: (34) 91 395 50 00