Ministerio de Defensa de España

Escudonota de prensa
Oficina de Comunicación

MINISTERIO
DE DEFENSA

DEFENSA ADJUDICA A INDRA, EADS-CASA e IAI, LA FABRICACIÓN DE LOS AVIONES NO TRIPULADOS PARA AFGANISTÁN

27/04/2007 Twitter Por un importe de 14,37 millones de euros

El Ministerio de Defensa ha adjudicado hoy, a través de la Dirección de Sistemas de Armas del Mando de Apoyo Logístico del Ejército de Tierra, el contrato para la fabricación de aviones no tripulados (UAV) para apoyo a las tropas desplegadas en Afganistán, a la Unión Temporal de Empresas (UTE) integrada por las españolas Indra Sistemas y   EADS-CASA así como  la israelí IAI.

El Sistema de Plataforma Autónoma Sensorizada de Inteligencia ha sido adjudicado por concurso a esta UTE, por un importe de 14,37 millones de euros, inferior al límite de gasto aprobado para este proyecto (17 millones de euros). La UTE adjudicataria se ha comprometido a entregarlo antes de que finalice el próximo mes de septiembre.

El modelo elegido de UAV es el ‘Searcher MK II-J’, de origen israelí, que incorpora una de las tecnologías más avanzadas del mundo en este tipo de sistemas, con un alcance de 300 kilómetros y 12 horas de autonomía de vuelo.

El Consejo de Ministros aprobó el pasado 19 de enero un acuerdo para la celebración del contrato para la adquisición de una Plataforma Autónoma Sensorizada de Inteligencia (PASI) para labores de vigilancia y reconocimiento, en apoyo de las tropas del Ejército de Tierra desplegadas en Afganistán. Poco antes, durante una visita a los soldados españoles destinados en los Balcanes,  el ministro de Defensa, José Antonio Alonso, anunció que había encargado esta adquisición para mejorar los medios materiales de que se dispone en las misiones internacionales. Alonso aseguró que junto a la oferta económica y las características técnicas se iba a tener muy en cuenta en la adquisición final que las empresas españolas pudieran beneficiarse de la transferencia tecnológica. 

Este sistema, basado en plataformas aéreas con posibilidad de empleo de día y de noche, permite acciones de vigilancia, obtención de información y reconocimiento en profundidad de zonas. En operaciones de mantenimiento de paz, su empleo se orienta precisamente a la vigilancia de zonas, al control de desplazamientos de personal militar y civil, a la verificación de acuerdos y a la comprobación de infraestructuras.

El sistema se compone de cuatro plataformas aéreas; una estación de control en tierra; un sistema de lanzamiento/despegue y aterrizaje; una terminal de datos en tierra, y una terminal de vídeo remoto.

La mala configuración orográfica de Afganistán, que requiere en ocasiones de hasta ocho horas para recorrer trayectos de cuarenta kilómetros, así como la gran cantidad de misiones a realizar por los helicópteros han puesto de manifiesto la necesidad de emplear medios como las Plataformas Autónomas Sensorizadas, ya empleadas por otras naciones de la coalición.