Ministerio de Defensa de España

Escudonota de prensa
Oficina de Comunicación

MINISTERIO
DE DEFENSA

LA UME SE COORDINARÁ CON EL RESTO DE ADMINISTRACIONES PÚBLICAS PARA LOGRAR LA MÁXIMA EFICACIA ANTE SITUACIONES DE CRISIS

14/09/2006 Twitter Seminario de la UIMP en Cuenca

El teniente general Fulgencio Coll, jefe de la Unidad Militar de Emergencias (UME), ha afirmado hoy en Cuenca, en una conferencia sobre la creación y misiones de esta nueva unidad, que la UME estará coordinada con el resto de instituciones del Estado y las administraciones públicas para lograr la máxima eficacia ante situaciones de crisis.

En su intervención, dentro del seminario sobre las misiones de las Fuerzas Armadas y de Seguridad en defensa de la naturaleza, organizado por la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP), el teniente general Coll ha destacado la importancia de las nuevas misiones para intervenir directamente en la lucha contra las emergencias naturales, asignadas a las Fuerzas Armadas en la Ley Orgánica de Defensa Nacional de 2005.

A este respecto, ha señalado que esta Ley viene a recoger una serie de acciones que las Fuerzas Armadas vienen realizando desde hace años y que ahora ganan el reconocimiento a la importancia que tienen. Entre estas nuevas misiones se encuentra la de preservar, junto a las instituciones del Estado y las Administraciones públicas, la seguridad y bienestar de los ciudadanos en los supuestos de grave riesgo, catástrofe, calamidad u otras necesidades públicas.

Según Fulgencio Coll, esta misión busca la defensa de la vida humana y, además, de una vida humana digna. Por ello, ha resaltado que, en estas circunstancias, resulta evidente que estas intervenciones se cumplirán mejor si la atienden especialistas. "Podrá discutirse de dónde saldrán las personas o los materiales, pero no la conveniencia de la especialización, por eficacia y por economía de medios", añadió.

Así, la Unidad Militar de Emergencias, creada por Acuerdo del Consejo de Ministros de 7 de octubre de 2005, pretende mejorar la respuesta, creando una auténtica especialización, con lo que significa de medios particulares, instrucción y adiestramiento específico, y doctrina y procedimientos propios. "El Gobierno está respondiendo a una demanda social", ha indicado el jefe de la UME.

En otro momento de su intervención, el teniente general Coll ha recordado que la UME tiene como misión la intervención en cualquier lugar del territorio nacional, cuando lo decida el presidente del Gobierno o el ministro en quien delegue, para contribuir a la seguridad de los ciudadanos en los supuestos de incendios forestales, grandes nevadas, inundaciones, terremotos, rescate y evacuación, o detección y descontaminación en riesgos biológicos, químicos y radiológicos.

Igualmente, ha subrayado que la Unidad Militar de Emergencias iniciará sus actividades en el momento que resulte operativa con una cobertura de, al menos, el 50% de su estructura y el desarrollo de los procedimientos necesarios de instalación y adiestramiento de personal, circunstancia que está prevista para verano de 2007.

Fulgencio Coll insistió en que el espíritu de la UME es de máxima cooperación con el resto de las instituciones del Estado y las Administraciones públicas, buscando conseguir la máxima sinergia de todos los medios así como alcanzar la mayor integración en la utilización de los recursos y eficacia en la respuesta ante las crisis.

Asimismo, ha asegurado que para conseguir las capacidades exigidas a la UME se están adquiriendo los más modernos medios que aseguren el cumplimiento de los cometidos asignados, partiendo de la premisa de que la actuación de la unidad siempre será en condiciones difíciles y de que, en ocasiones, no se podrá contar con la infraestructura local que se esté viendo afectada por la catástrofe en sí.

A modo de conclusión, el teniente general Jefe de la UME ha destacado que la Unidad es "un proyecto de futuro y está en un incesante y complejo periodo de constitución". Una vez se haya alcanzado la capacidad operativa final, la Unidad estará constituida por personal y medios de las Fuerzas Armadas "especializados" que se añadirán a los proporcionados por el resto de la Administración Central (ministerios de Interior, de Medio Ambiente y de Fomento), de las administraciones autonómicas y de las locales.