Ministerio de Defensa de España

Escudonota de prensa
Oficina de Comunicación

MINISTERIO
DE DEFENSA

EJERCICIO DE LA OTAN PARA SALVAMENTO Y RESCATE DE SUBMARINOS 'SORBET ROYAL-05'

16/06/2005 Twitter Tendrá lugar en el Mediterráneo del 17 al 30 de junio

El principal ejercicio de la OTAN para la práctica real de salvamento y rescate de submarinos, denominado 'Sorbet Royal-05', tendrá lugar en el Mediterráneo entre los días 17 y 30 de junio, partiendo de la base naval italiana de Tarento. Comprende la intervención de buques de superficie, aviones, helicópteros y submarinos, con 2000 personas a bordo aportados por 14 países (10 de la OTAN, 3 de la Asociación para la Paz y 1 del Diálogo Mediterráneo).

Por parte de la Armada española intervendrá el buque de salvamento 'Neptuno' y el submarino 'Siroco', así como equipos de buceadores y especialistas en rescate y salvamento.

Durante el desarrollo del ejercicio está previsto el intercambio de personal entre los equipos de salvamento de los diferentes países participantes; destacan en este sentido las operaciones que desarrollará un equipo de buzos de la Marina de Federación Rusa desde el 'Neptuno', la participación de observadores de la Marina de Malasia y la invitación cursada a la Marina israelí para embarcar un observador a bordo del submarino 'Siroco'. Visitará el ejercicio el contralmirante Gonzalo Rodríguez González-Aller, jefe del Estado Mayor de la Flota.

El 'Sorbet Royal-05' es un ejercicio de especial dificultad, está diseñado para efectuar una evaluación internacional de procedimientos y equipos para el salvamento y rescate de personal de submarinos, afrontando las misiones de rescate más extremas. Durante tres semanas varios submarinos se colocarán en el fondo del mar con su dotación al completo. Con la colaboración de unidades aéreas, fuerzas marítimas de auxilio, dotadas de una variada gama de sofisticados sistemas y vehículos de rescate y buceadores especializados, trabajarán juntos para resolver complicados problemas de rescate y médicos en escenarios diversos y exigentes.

El ejercicio, que consta de cinco fases, culminará en la última semana con un rescate coordinado a gran escala, con la evacuación de numerosos supervivientes desde un submarino en condiciones de presurización, incluyendo supuestas víctimas. Se pondrá especial dedicación en la resolución de los problemas médicos que implica la evacuación de cada persona y su puesta a salvo, y los problemas logísticos y prácticos que supone operar y compatibilizar equipos de rescate, procedimientos y estandarización de distintas naciones, así como la cooperación entre organizaciones militares y civiles.

Los países que aportan fuerzas al ejercicio son: Canadá, España, Estados Unidos, Francia, Grecia, Italia, Países Bajos, Portugal, Reino Unido y Turquía, por parte de la Alianza Atlántica; Rusia, Suecia y Ucrania de la Asociación para la Paz (PfP), e Israel, del grupo de países del Diálogo Mediterráneo. Además, Malasia enviará observadores.