Ministerio de Defensa de España

Escudonota de prensa
Oficina de Comunicación

MINISTERIO
DE DEFENSA

BONO AGRADECE A LAS AUTORIDADES TURCAS SU COLABORACIÓN PRESTADA DESDE EL PRIMER MOMENTO

26/05/2004 Twitter

El ministro de Defensa, José Bono, que acompaña a los familiares de las víctimas del accidente del avión 'Yakolev 42 ' en los actos de homenaje que se celebran hoy en Turquía, ha agradecido en su discurso la colaboración prestada por el país desde el primer momento de la tragedia que costó la vida a 62 militares españoles. Bono, en su alocución pronunciada al término de los actos de homenaje celebrados en la ciudad de Macka (Trabzon), ha pedido que se conserve viva la memoria de los fallecidos.

Los actos de homenaje comenzaron hacia las 8:00 hora española, con la inauguración en Macka de una plaza a la que se ha puesto el nombre de "Plaza de la amistad hispano-turca". Durante la ceremonia, una banda de música interpretó los himnos español y turco, mientras los ministros de Defensa de ambos países inauguraban el monumento erigido en recuerdo de los militares fallecidos.

El motivo central del monumento es una escultura que representa a un soldado turco sosteniendo en los brazos a un militar español. En la piedra del monumento sobre la que se levanta la escultura se han grabado los nombres de las 62 víctimas españolas (40 militares del Ejército de Tierra, 21 del Ejército del Aire y un guardia civil).

Los actos continuaron hacia las 10:50 hora española, el la cima del monte Pilav, lugar del accidente, donde los ministros español y turco han inaugurado otro monumento con una ofrenda floral y la interpretación del himno 'La muerte no es el final', cuya letra ha sido leída en turco. Tras una salva de fusilería de un pelotón de honores turco, y de un minuto de silencio, el alcalde de Sahinkaya -localidad en cuyo término se encuentra el monte Pilav- ha puesto fin a los actos de homenaje con unas sentidas palabras.

El ministro Bono compartió anoche en Macka una emotiva cena con los 152 familiares que se han desplazado hasta Turquía. El ministro de Defensa manifestó a las familias su comprensión por el dolor y por el deseo de volver al lugar de la tragedia.

Con anterioridad a los actos celebrados en el monte Pilav, el ministro de Defensa, José Bono, declaró en el programa "Hoy por hoy" de la Cadena SER que en el transcurso de la ceremonia en Macka se ha puesto de manifiesto la hondura de sentimiento del pueblo turco. Bono, que reconoció sentirse emocionado y satisfecho, ha recordado que desde el Gobierno sólo se puede ofrecer el bálsamo de la verdad. El ministro informó también en el programa que dirige Iñaki Gabilondo que espera que los familiares dispongan del cotejo de las pruebas del ADN en una semana o diez días.

En declaraciones efectuadas, también esta mañana, en el programa "Protagonistas" de Onda Cero, el ministro ha manifestado ante las preguntas de Luis del Olmo que su intención es intentar aliviar el dolor de los familiares y procurar que la memoria de los muertos permanezca entre los españoles con el honor que ellos merecieron. Respecto al resultado de las pruebas de ADN, Bono reiteró que el Ministerio intentará ayudar a las familias sea cual sea su decisión, como lo ha hecho hasta ahora.

Además del ministro Bono, han acompañado a los familiares el alcalde de Zaragoza, Juan Alberto Belloch, el arzobispo castrense de España, Francisco Pérez González, y otros altos cargos de Defensa.

A su llegada ayer al aeropuerto de Trabzon, la delegación española fue recibida por el ministro de Defensa de Turquía, Vecdi Gonul, por el embajador de España Manuel de la Cámara, el alcalde de la ciudad y otras autoridades civiles y militares turcas.