Ministerio de Defensa de España

Transcripción

Más al sureste de Malí, en Uganda y Somalia, España mantiene desplegados alrededor de una decena de militares dentro de la Misión de Adiestramiento de la Unión Europea, EUTM Somalia.

Somalia resuena a Estado fallido y a piratería, pero sobre todo a peligro, y allí hoy España ya tiene ojos propios. En su capital Mogadiscio, al sur del aeropuerto, desde hace dos meses se encuentra desplegado de manera permanente el primer y único militar español, el comandante Fernando Sáez Quevedo con quien conectamos vía satélite.

P. Saludos comandante.

R. Buenos días desde Mogadiscio. Un saludo para España y para todos los radioyentes.

P. En cualquier caso el comandante Sáez Quevedo no se encuentra sólo y aislado sino que es miembro de la avanzadilla en suelo somalí del Estado Mayor de la misión europea EUTM Somalia dedicada al adiestramiento de soldados leales al Gobierno democrático de Mogadiscio ¿no?.

R. Sí, efectivamente. Me gustaría explicar a los radioyentes que la misión recibe el nombre de Misión de Entrenamiento de la Unión Europa en Somalia con el cometido de entrenar a las Fuerzas Armadas somalíes.

La presencia permanente se estableció en Mogadiscio desde comienzos del mes de mayo cuando se estableció el Cuartel General en el aeropuerto con la intención de trasladar toda la misión desde Uganda, donde está actualmente,

En estos momentos el Cuartel General está en Mogadiscio, lo formamos diez personas y dentro de este Cuartel General yo soy el jefe del Área de Entrenamiento.

P- Comandante, las Fuerzas de la Unión Africana ANISOM han lograda expulsar a Al Shabab de Mogadiscio desde donde Vd. vive en la actualidad pero desde Europa se tiene la impresión de que el yihadismo aún sigue campando con fuerza por Somalia.

De hecho el pasado 19 de junio 15 personas fueron asesinadas en el atentado terrorista contra el complejo de Naciones Unidas en Mogadiscio, muy similar, por cierto, en el “modus operandis” que se llevó a cabo en Bagdad contra la ONU, ahora hace diez años. ¿Este atentado ocurrido cerca de donde se encuentran Udes.?

R- El atentado, efectivamente, ocurrió en la ciudad de Mogadiscio, relativamente cerca de la zona segura del aeropuerto, donde nos encontramos nosotros ubicados.

Ocurrió contra un complejo de Naciones Unidas, donde Naciones Unidas tenía, entre otras agencias, la Agencia para los Programas de Desarrollo, una agencia muy importante.

Al Shabab, los terroristas suelen atentar contra elementos internacionales que están haciendo esfuerzos por estabilizar el país y este fue el caso

Somalia todavía está en guerra. Son frecuentes los ataques por parte de las organizaciones terroristas para desestabilizar el Gobierno pero tenemos que pensar y ser conscientes de que se están dando grandes pasos en este aspecto.

Este tipo de ataques muestran, en cierta medida que Al Shabab cada vez tiene menos capacidad para ejercer un control real sobre Somalia y no le queda otra opción que hacer este tipo de ataques para causar terror y uno de sus objetivos es conseguir que la comunidad internacional se retire de Somalia y no siga prestando que se está prestando al Gobierno somalí.

P- Hablábamos de decenas de muertos….¿la vida en Somalia vale tan poco como presuponemos desde aquí, desde Europa?

R. Yo creo que no debemos pensar que la vida aquí vale poco. Para la gente que vive aquí y lo que yo he visto, en el tiempo que llevo en Somalia, es gente que quiere vivir, gente que quiere disfrutar de un futuro mejor.

Y esa afirmación que a veces hacemos en Europa, que decimos que la vida en África no tiene valor, no creo que sea compartida por ninguno de los ciudadanos de Somalia.

Ellos tienen unas ganas enormes de vivir, el problema es la situación que les ha tocado vivir es más compleja, pero es una afirmación que a mí personalmente no me gusta que se aplique a esta gente porque cuando uno viene aquí y ve cómo vive la gente se da cuenta de que es totalmente contraria.

Aquí la vida de una persona tiene mucho valor, tanto como puede tener la vida de cualquier persona en Europa.

P- Más allá de los atentados terroristas como el que acabamos de comentar contra Naciones Unidas el pasado 19 de junio y de la guerra general que vive Somalia ¿qué descripción de la vida cotidiana en Somalia puede transmitirnos comandante?

R. Somalia es un país que ha pasado una experiencia muy difícil, 24 años de guerra civil han destruido todas las instituciones del país, toda su estructura social se ha venido abajo y podemos considerar que, en los últimos años, Somalia no existía como nación, no era una nación, era un conjunto de clanes que estaban normalmente enfrentados entre sí.

Sin embargo, y si miramos el pasado de este país, Somalia era uno de los países más avanzados de África hasta que estalló la guerra y técnicamente y culturalmente es una excepción en África porque es muy homogénea, tiene muchos factores positivos que pueden ayudar a estabilizar el país.

Lo que podemos ver ahora mismo es que la gente, gracias a la nueva situación que se está creando, una situación de estabilidad, una mayor sensación de seguridad, está empezando a creer y a confiar que se puede conseguir un país donde ellos puedan vivir en paz y donde puedan disfrutar de un progreso y de una prosperidad que, sin duda alguna, se merecen.

Aparte está retornando mucha parte de la población que se marchó del país durante la guerra está volviendo ahora y es gente con muchas ganas de reconstruir el país. Gente que viene con una gran formación y que está forzando cosas muy interesantes en Somalia

P. Después de más de 20 años como Estados fallidos, Somalia tiene en la actualidad un Gobierno democrático elegido en las urnas de unas elecciones democráticas, ¿qué Fuerzas Armadas precisa ese país, esa nueva Somalia para alcanzar la estabilidad institucional deseada?

R. Como sabemos las Fuerzas Armadas sólidas y estables son esenciales para cualquier país. El primer elemento que es necesario asegurar en Somalia es seguridad.

Los ciudadanos necesitan sentirse seguros, sentir que hay un Estado y, en este caso, unas Fuerzas Armadas que les protegen.

Hasta hace poco los combates eran diarios. Los enfrentamientos civiles armados eran diarios en Somalia y ahora eso no está ocurriendo y eso es percibido por la población de un modo muy positivo.

Como le digo necesitamos unas Fuerzas Armadas capaces de fomentar una situación de seguridad y que esa situación de seguridad sea percibida por los ciudadanos.

Ahora mismo estamos trabajando y estamos consiguiendo unos grandes avances en este aspecto y la población civil está percibiendo esa seguridad y perciben a las Fuerzas Armadas, que antes no existían, como trabajan en la ciudad como trabajan, en las zonas alrededor de Mogadiscio y en otras zonas del país y como están consiguiendo que la situación mejore para ellos, para los ciudadanos, y para la población.

P. ¿Qué número de efectivos tiene el Ejército somalí? y de éstos ¿cuál es el porcentaje que ocupa los soldados entrenados por la Unión Europea u otras agencias internacionales?

R. Actualmente el Ejército somalí tiene unos 6.000 soldados que forman parte del Ejército regular, de los cuales 3.000 han sido instruidos directamente por la Unión Europea.

También ha habido otras agencias internacionales de Naciones Unidas, que han dado instrucción a parte de estos soldados y, lo que debemos entender, es que muchos de estos soldados han recibido instrucción por parte de la Unión Europea y también por parte de las agencias de las Naciones Unidas que les han instruido en otros cometidos específicos, hay muchas agencias contribuyendo a esto.

Estas son para el Gobierno regular, luego está el Ejército irregular formado por un número de milicias que es muy difícil calcular la entidad que tienen, unos 6.000 hombres también, pero que no han sido entrenados por ningún organismo internacional y que tampoco por el mismo Gobierno y que siguen funcionando con unos criterios totalmente de clan, y tribales de los últimos tiempos.

P. Para concluir, ¿cómo es la vida en Somalia de un militar español?

R. Los primeros días cuando uno llega pues cuesta adaptarse pero el problema yo creo que no es tanto adaptarse al medio físico, eso es rápido, se acostumbra uno enseguida

Lo que es más complejo y más interesante, por supuesto, es adaptarse a la cultura de esta gente, de un país que lleva 24 años en guerra, una población que ve las cosas de modo muy diferentes a cómo las vemos en Europa. Mi mejor ni peor, sencillamente diferentes y esa es la parte más difícil y más bonita de la misión, sin duda alguna.

P. Comandante Fernando Sáez Quevedo, primer oficial español y único, de momento, desplegado en Mogadiscio dentro de la Misión de Adiestramiento de la Unión •Europea EUTM Somalia.

Gracias por la descripción que ha hecho para nuestra audiencia de los cambios que se viven en ese país del Cuerno de África.

R- Muchas gracias y un fuerte saludo para todos Udes.