Ministerio de Defensa de España

Escudonota de prensa
Oficina de Comunicación

MINISTERIO
DE DEFENSA

Ismael Kasrou Contioso

23/05/2015 Twitter

Biografía

Ismael Kasrou Contioso

Ismael Kasrou Contioso

Empleo
Consejero Técnico
Destino
Observatorio Militar para la igualdad. Dirección General de Personal. Ministerio de Defensa.

Nacido en Jaén en 1976, es licenciado en Derecho Público por la Universidad Hispalense de Sevilla y pertenece al Cuerpo Superior de Administradores Civiles del Estado.

Ha desarrollado su carrera administrativa en el Ministerio de Defensa donde desde 2009 trabaja en la Dirección General de Personal en cuestiones de igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres y de conciliación de la vida personal familiar y profesional.

Integrado actualmente en la Secretaría Permanente de Igualdad, Ismael Kasrou desarrolla su actividad profesional en un equipo de civiles y militares que se ocupa del seguimiento, aplicación, mejora y divulgación de esta normativa en el ámbito de Defensa, además de participar en distintas iniciativas y foros nacionales e internacionales.

Entrevista

"Sin la creación del Observatorio el proceso de integración de la mujer en las Fuerzas Armadas hubiera sido más lento"

P. ¿Crees que resulta difícil trabajar en cuestiones de igualdad, en el ámbito de las Fuerzas Armadas?
R. En el ámbito de Defensa como en el resto de Ministerios esta tarea resulta compleja ya que nuestra materia es esencialmente transversal lo que exige que tengamos que implicar a los demás para poder llevar a cabo lo que queremos hacer. La única manera de lograrlo es ser capaces de transmitir que las cuestiones de igualdad son cuestiones jurídicas y de derecho; se trata simplemente de aplicar la legislación vigente.
P.¿Qué es lo que más te gusta de tu trabajo?
R. Lo más satisfactorio para nosotros es ver como algunas de nuestras propuestas son incluidas en el articulado de los textos normativos y que, de alguna manera, contribuimos a la mejora de la vida y profesión militar.

Por otro lado, en la Secretaría Permanente de Igualdad, gestionamos un buzón electrónico a través del cual contestamos consultas. Estas preguntas son muy útiles para nuestro trabajo porque nos permiten conocer las incidencias que puede estar teniendo la aplicación de una norma. Son un termómetro que nos da mucha información y a partir de estas podemos diagnosticar y hacer propuestas.

P.¿Por qué ha dejado de llamarse Observatorio de la Mujer y ha pasado a denominarse Observatorio para la Igualdad?
R. Desde 2005 en que se creó el Observatorio de la Mujer hasta hoy se han producido muchos cambios que requerían hacer adaptaciones y una de ellas ha sido modificar el nombre. El de Observatorio de la Mujer no reflejaba los cometidos que este órgano realiza, que no solo afectan a mujeres sino a ambos sexos, como por ejemplo en materia de conciliación de la vida, personal y profesional.

Además, con esta nueva denominación también nos adaptamos a la tendencia internacional donde el Comité de Mujeres en las Fuerzas de la OTAN (CWINF) pasó a denominarse Comité de Perspectiva de Género.

P. Decías que el cambio de denominación es sólo uno de los que había que acometer pero, ¿qué otras modificaciones se han llevado a cabo?
R.La Orden Ministerial 51/2011 que regula el Observatorio busca dos objetivos fundamentales. El primero, adaptarse a un nuevo marco normativo: especialmente la Ley Orgánica de Igualdad que exige que en todos los Ministerios existan unidades de igualdad.

El segundo, conseguir una mayor agilidad institucional. Hasta la aprobación de la Orden Ministerial 51 de 2011, el Observatorio de la Mujer era un órgano colegiado que se reunía normalmente una vez al año. Este órgano asumía numerosas competencias y funciones sin tener una estructura administrativa permanente que las ejerciera, sino que en la práctica eran un grupo de funcionarios y militares con adscripciones orgánicas diversas los que se ocupaban de su funcionamiento.

Con la nueva normativa lo que se busca es agilizar esta estructura institucional creando la Secretaría Permanente de Igualdad que apoya administrativamente al Observatorio, pero que además asume las competencias de la Ley Orgánica de Igualdad. Con este cambio se ha logrado una mayor eficiencia en su funcionamiento.

P.¿Qué importancia ha tenido el Observatorio en el proceso de integración de la mujer en las Fuerzas Armadas? ¿se hubieran alcanzado los mismos logros sin él?
R.Nuestras Fuerzas Armadas han experimentado en las últimas décadas muchos cambios hasta convertirla en una de las instituciones más valoradas por la sociedad española. Uno de ellos ha sido la incorporación de la mujer.

Creer que sin el Observatorio esos cambios no se hubieran producido seria pecar de egocentrismo, pero sí que estoy convencido de que este proceso hubiera sido mucho más lento.

Las cosas no se hacen igual cuando no hay nadie que se ocupa de ellas, por eso la existencia del Observatorio ha permitido integrar en el marco normativo de Defensa el principio de igualdad lo que ha acelerado y facilitado enormemente la integración de la mujer.

Aunque yo me incorporé más tarde al Observatorio, me consta que los primeros años de funcionamiento fueron complejos y hubo que hacer un importante esfuerzo por explicar en qué consistía esto de la igualdad y la conciliación. Por eso es justo valorar el trabajo de este órgano y de aquellos que hicieron posible su existencia, especialmente de Belén Caballud Hernando, que con su trabajo consolidaron estas políticas en el Ministerio de Defensa y en las Fuerzas Armadas. Hoy seguimos trabajando en esa línea, intentando ser útiles para la organización.

Somos un pequeño equipo de civiles y militares de ambos sexos y cada uno aporta su visión, lo que creo que es positivo para nuestro trabajo. Además, trabajar con compañeras como la capitán del Cuerpo de Intendencia de la Armada María García-Baamonde y la funcionaria del Cuerpo Superior de Administradores Civiles del Estado Patricia García Pérez, siempre hace las cosas más fáciles.

P. ¿En qué proyectos estáis trabajando en estos momentos?
R. Actualmente estamos preparando la reunión anual del Comité de Perspectiva de Género de la OTAN con el que colaboramos estrechamente y donde hemos participado en la elaboración de la Guía de género de las operaciones de la OTAN, aprobada por el Comité Militar, así como en la Guía de buenas prácticas, en aplicación de la Resolución de Naciones Unidas 1325/2000.

Además, estamos organizando el tercer Curso Internacional de Asesoría de Género en Operaciones para junio de 2012, destinado a formar expertos de género en operaciones capaces de cubrir los puestos de esta categoría en misiones y operaciones, así como en organismos y cuarteles generales internacionales.

Este encuentro es una iniciativa hispano-holandesa que ha sido muy bien valorada y sitúa a nuestras Fuerzas Armadas en la vanguardia de la formación de esta materia.

Pero nuestro día a día se desarrolla en el ámbito nacional. Trabajamos en numerosas iniciativas y actuaciones en entorno normativo, consultivo, estadístico y formativo. Realizamos estudios, informes y convenios. Se trata, en definitiva, en incidir donde se pueda mejorar la igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres, así como la conciliación de la vida personal familiar y profesional en las Fuerzas Armadas y en el Ministerio de Defensa.