Ministerio de Defensa de España

La Defensa en la Constitución

La defensa nacional se basa en el pleno ejercicio de los derechos y libertades públicas reconocidas en la Constitución española de 1978 y en la Carta de las Naciones Unidas de 1945.

La Constitución española establece que los españoles tienen el derecho y el deber de defender a España.

A las Fuerzas Armadas, la Carta Magna les asigna la misión de garantizar la soberanía e independencia de España, defender su integridad terrritorial y el ordenamiento constitucional. Todos los poderes públicon contribuirán a que se realice este fin.

Estas Fuerzas Armadas están constituídas por el Ejército de Tierra, el Ejército del Aire y la Armada.

Al Rey, jefe del Estado, le corresponde la Mando Supremo de las Fuerzas Armadas, así como, previa autorización de las Cortes Generales, declarar la guerra y hacer la paz.

La Constitución determina que el Gobierno es el encargado de dirigir la política interior y exterior, la Administración civil y militar y la defensa del Estado.