Comenzamos el ejercicio Huelva 21

El día 27 se han llevado a cabo todas las actividades programadas con gran afluencia de onubenses

Despuntaba el primer día de ejercicio de la Guardia Real con los motores de las Harley‑Davidson de la Sección de Motos rugiendo por las carreteras de la comarca onubense del Condado. Casi al mismo tiempo, los jinetes del Escuadrón de Caballería ensillaban sus caballos pura raza española dispuestos a iniciar una marcha técnica entre las localidades de Almonte e Hinojos. Un puñado de minutos después, la Batería Real haría lo propio con los hispano‑bretones y las piezas de artillería para inundar las calles del municipio de Moguer. Ambas actividades no serían más que la antesala del papel que jugarían los caballos en la exhibición vespertina en esta misma localidad.

Los escolares de varios centros educativos de poblaciones como Valverde del Camino, Lanava, Jabugo, Alosno o Cortegana, entre otras, se removían intranquilos en sus pupitres desde el inicio de las clases y no veían avanzar el reloj. Sabían que la mañana les deparaba una actividad poco común: sus profesores darían paso a los guardias reales para llevar a cabo charlas informativas y actividades lúdicas. Pistas infantiles de obstáculos, muestras de vestuario y equipo militar, demostraciones y áreas deportivas creadas al efecto volvieron a activar las agujas del tiempo, pero esta vez mucho más rápido de lo esperado.

La Compañía de Control Militar del Grupo de Escoltas se trasladó al recinto ferial de La Palma del Condado para llevar a cabo una muestra de sus capacidades: medios propios de la unidad, escolta de personalidades, una exhibición canina y el montaje de un punto de control con incidencias. Por su parte, la Compañía Mar Océano se alejaba de la costa en la misma franja horaria para realizar una actividad en colaboración con Salvamento Marítimo en aguas abiertas.

Uno de los platos fuertes del día tuvo lugar por la tarde en el recinto ferial de Moguer. Las unidades del Grupo de Escoltas llevaron a cabo una amplia demostración de parte de sus cometidos asignados. Así, la Compañía de Alabarderos ejecutó dos ejercicios, uno de defensa personal y otro de protección de autoridades; la Sección de Guías de Perros sorprendió a los presentes con el adiestramiento de sus animales y resolvió satisfactoriamente varios ejercicios de detección de explosivos. El Escuadrón de Caballería amenizó su turno con un miniconcierto de su Banda de Clarines y Timbales, varios carruseles con caballos y una muestra de doma clásica. Por último, la Batería Real llevó a cabo una entrada en posición con disparo de dos salvas de artillería, una de ellas con obús Otto Melara y la segunda con cañón Schneider.

En varias localidades de la provincia y en horario de mañana y tarde, las unidades del Grupo de Honores recibían el calor de los onubenses al llevar a cabo todas las actividades que tenían programadas, especialmente el orden cerrado de su Sección de Movimientos Floreados y los relevos de la guardia. El colofón de la jornada del miércoles la puso la Unidad de Música, que interpretó un concierto de música civil y militar en el teatro de España de La Palma del Condado.