Anejos no visitables

Sala de oficiales de la Guardia Mora (No se permite la visita al público)


La sala y comedor de Oficiales de la Guardia Mora del general Franco, es una de las cuatro dependencias construidas a principios de los años cuarenta para alojar a esta unidad, cuyos orígenes se remontan a finales del  año 1936. Será entonces cuando el general Franco, reconocido por diversas naciones como Jefe del Estado Español, organiza una fuerza que además de protección,  rinda honores y lleve a cabo las escoltas en  la  presentación de cartas credenciales que tuvieron lugar en la ciudad de Salamanca. Este cometido lo desempeñó un Escuadrón a caballo de Regulares de Tetuán, denominado posteriormente como “Escuadrón de Lanceros Marroquíes”.

Se pretendió, con la ornamentación de esta estancia, recrear un ambiente que les permitiera conservar sus costumbres, tanto para la comida como para la oración y el esparcimiento: ”locales decorados y amueblados al gusto árabe, que proporcionen al personal marroquí el ambiente y la intimidad necesarios”.

Cuando en el año 1956 se declara la independencia de Marruecos, la Guardia Mora se disuelve, y se permite a los miembros de la guardia, elegir entre quedarse, manteniendo sueldo y empleo, o retornar a su  país. A los que eligieron volver, la inmensa mayoría, se les indemnizó en función de los años de servicio y del empleo que cada uno obtuvo.


Biblioteca (No se permite la visita al público)


También conocida como Sala de Reales Guardias de Corps, es la estancia donde se encuentran depositados gran parte de los fondos bibliográficos de la Guardia Real, fundamentalmente de temática militar.

Además en esta Sala se encuentran algunos regalos efectuados a la Unidad por distintas entidades tanto civiles como militares, así como a miembros de la Familia Real.


Sala de la Cofradía del Cristo de los Alabarderos (No se permite la visita al público)


Es el lugar donde se encuentran depositados parte de los fondos de la congregación, como el paso, faroles, estandarte, cruz de guía y referencias gráficas de la cofradía. También se usa como capilla.

Se custodia una reproducción  del Santísimo Cristo de la Fe, Cristo de los Alabarderos y María Inmaculada Reina de los Ángeles, que a principios de los años cuarenta se hizo para la Iglesia de San Sebastián de la madrileña calle de Atocha, en sustitución de la talla  original, que se quemó durante la Guerra Civil (1936-39),  y que la congregación venera desde el año 1632.