Robles mantiene una videoconferencia con los mandos componentes de la operación ‘Misión Baluarte’ contra el coronavirus

20/04/2021 Twitter En el Mando de Operaciones (MOPS), en Retamares

La ministra de Defensa: “Los datos nos permiten ser optimistas pero no hay que bajar la guardia”

Rastreo y seguimiento de nuevas variantes y desinfecciones, principales actividades de las Fuerzas Armadas

La ministra de Defensa, Margarita Robles, ha presidido una videoconferencia con los comandantes de los mandos componentes de la operación ‘Misión Baluarte’ desde el Centro Operaciones Conjuntas del Mando de Operaciones, en Retamares.

La operación ‘Misión Baluarte’ ha cumplido 200 días desde su puesta en marcha el 1 de octubre de 2020 y sus cometidos principales en esta nueva fase de la lucha contra la pandemia son el rastreo de los contactos y las variantes del virus, especialmente la sudafricana; la distribución y  gestión de citas de las vacunas, así como la protección de redes informáticas.

Margarita Robles se ha mostrado optimista tras la exposición de la situación general y los datos actualizados sobre la evolución de la pandemia del COVID-19 en España.

“La incidencia acumulada (IA) de España es de las más bajas de Europa. Es un dato positivo pero en ningún caso se puede bajar la guardia”, ha resaltado Robles refiriéndose a la cifra de 230 de IA.

Otro dato que ha destacado la ministra es el del número de vacunados, que alcanza a día de hoy a 3,4 millones de personas con pauta completa, lo que ha tenido una incidencia muy positiva en las residencias de mayores y en el descenso de las desinfecciones en estos centros donde, ha recordado Robles, “el papel de las Fuerzas Armadas ha sido muy importante”.

“Si algo ha demostrado esta pandemia es la flexibilidad y capacidad de adaptación de las Fuerzas Armadas para desarrollar con éxito cualquier misión que se les asigna, sin dejar de hacer su trabajo, esto ha sido un plus en la voluntad de servicio a España”, ha destacado.

Finalmente, la titular de Defensa, que ha estado acompañada por la secretaria de Estado de Defensa, Esperanza Casteleiro, ha señalado que comienza una nueva etapa en la que “quizá hay que poner el foco en otros temas, como por ejemplo en la farmacovigilancia y seguir trabajando en los ensayos científicos”.

“Hay mucho que hacer, pero también tenemos que felicitarnos porque hace un año estábamos en una situación complicadísima, muy difícil, y la labor de las Fuerzas Armadas ha sido impagable”, ha afirmado.

A petición del comandante del Mando de Operaciones, teniente general Francisco Braco, que ha dirigido, todos los mandos componentes (Terrestre, Marítimo, Aereoespacial, Emergencias, Ciberespacio y Sanidad) han coincidido en señalar que el estado de la moral de su personal es muy alto, así como su nivel de compromiso presentándose voluntarios y buscando el contacto directo con la gente.

‘MISIÓN BALUARTE’ EN DATOS

El coronel Fernando Montesinos, jefe médico, ha explicado la situación general en relación a la evolución de casos y fallecidos en España, así como la incidencia acumulada (IA, casos notificados por 100.000 habitantes en 14 días) en relación con otros países de Europa, según datos facilitados por el Ministerio de Sanidad.

Respecto a la vacuna, en España se han entregado 13,7 millones de vacunas, se han administrado 12,8 y el número de personas que ya se han puesto la pauta completa es de 3,4 millones.

Por su parte, el comandante Francisco Bernal, jefe de turno del Centro de Operaciones Conjunto, ha expuesto los datos de última hora de la conducción de la operación. A día de hoy, el número de rastreadores activados es de casi 1.897 y se han realizado 3,5 millones de llamadas por parte de las Unidades de Vigilancia Epidemiológica, con un promedio de 8.900 llamadas diarias.

En desinfecciones, el dato acumulado es de 1.409 intervenciones, de las cuales 1.203 han sido en la Comunidad de Madrid, siendo el personal implicado en estas labores más de 11.000 militares.

Y por último, el trabajo de rastreo de las nuevas variantes, particularmente la sudafricana y brasileña, ha supuesto un seguimiento de 20.000 pasajeros desde el 9 de marzo, con un requerimiento de diez días de cuarentena.

Más Info