Robles se interesa por la evolución del curso académico en la Escuela de la Armada ‘Antonio de Escaño’

27/11/2020 Twitter

Más de 2.500 alumnos cursarán este año estudios en este centro

La ministra de Defensa, Margarita Robles, ha mantenido hoy un encuentro por videoconferencia con profesores, alumnos y profesionales sanitarios de la Escuela de Especialidades de la Armada ‘Antonio de Escaño’, en Ferrol, para conocer de primera mano sus protocolos de actuación para minimizar los riesgos de la COVID-19.

Robles ha trasladado su apoyo a los alumnos y a sus familias por las circunstancias excepcionales con las que están afrontando un curso marcado por la crisis sanitaria. Y ha tenido palabras de cariño para los alumnos que, en estos momentos, se encuentran aislados o han dado positivo por un brote que se ha detectado recientemente en la Escuela.

“Sepan que nos sentimos muy orgullosos de todos ustedes, por esta opción de servir a España, por su generosidad que siempre caracteriza a las Fuerzas Armadas y a la Armada”, ha indicado la ministra para subrayar que “están demostrando que son unos ciudadanos que se preocupan por cómo ayudar y cómo hacer grande nuestro país en unos momentos tan difíciles”.

Además, Robles ha destacado el “esfuerzo de adaptación tan importante” realizado por la Escuela y su agradecimiento “porque hacen más de lo que es exigible”.

La subsecretaria de Defensa, Amparo Valcarce, también ha tenido palabras de apoyo para los 2.500 oficiales, suboficiales y marinos alumnos que forman parte de la Escuela y ha resaltado “la formación de excelencia que reciben y que se compagina con una formación en valores”.

Además, se ha dirigido a los profesores para decirles “que la COVID ha demostrado que no pueden ser remplazados por ninguna tecnología”.

Por su parte, el comandante director de la Escuela, capitán de navío Manuel Aguirre, ha detallado a la ministra los planes que se han puesto en marcha para adaptarse a la nueva situación y garantizar la enseñanza, minimizando los riesgos para alumnos y profesores.

El director ha puesto en valor el esfuerzo de los alumnos en este nuevo entorno, que “han dado un ejemplo de disciplina, capacidad de adaptación, y de flexibilidad”.

Las medidas adoptadas han servido para contener el impacto de los dos brotes que ha sufrido la Escuela, uno de ellos en activo, según ha explicado su responsable. “El trabajo del servicio de sanidad del centro ha sido encomiable y nos ha permitido reaccionar muy rápido”, ha destacado Aguirre.

La situación derivada de la pandemia obligó a suspender la enseñanza presencial entre los meses de marzo y julio, actividad que se retomó el pasado mes de julio tras aplicar el ‘Plan de Medidas Higiénicas de Prevención COVID-19’, según las directrices de la subsecretaria de Defensa.

Por su parte, los docentes que han conversado con Robles han incidido en la importancia que han adquirido las nuevas tecnologías con la llegada de la pandemia para garantizar la enseñanza a los alumnos que han tenido que confinarse.

“La enseñanza a distancia ha venido para quedarse y estamos preparados para impartir clases a través del campo virtual de la Defensa” ha indicado el profesor del departamento de Operaciones, el subteniente Joaquín Vázquez.

La ministra también ha charlado con varios alumnos de la Escuela, uno de ellos afectado por la COVID-19, que le han relatado sus experiencias y cómo ha cambiado su día a día la crisis sanitaria.
Robles les ha agradecido su esfuerzo y ha dicho sentirse reconfortada por “la ilusión, el compromiso y el compañerismo” que muestran.

La videoconferencia se ha cerrado con la intervención de la jefa del Equipo de Vigilancia Epidemiológica, capitán Silvia Valera, que ha detallado los planes de actuación adoptados por la Escuela para luchar contra la COVID-19.

Desde el comienzo del curso académico, la Escuela ha efectuado un total de 1.408 pruebas diagnósticas. Se han detectado dos brotes y, siguiendo el protocolo establecido, se han aislado en burbujas a los afectados y se han realizado los oportunos cribados para evitar contagios. “La mayoría de los casos que se han detectado han sido asintomáticos”, ha resaltado la jefa del Servicio de Vigilancia.

La ministra se ha interesado por los momentos más complicados a los que ha tenido que enfrentarse durante la pandemia y la capitán se ha detenido en el momento de la detección de los brotes, “cuando saltan las dudas de que puedan controlarse y hacer el rastreo adecuado”.

Este es el tercer encuentro por videoconferencia que Robles mantiene con alumnos y profesorado de centros de enseñanza militar con el fin de trasmitirles su apoyo ante la situación excepcional que ha marcado la COVID-19. Anteriormente, había mantenido encuentros virtuales con la Academia General Militar y la Académica Básica del Aire.

ESCUELA ‘ANTONIO DE ESCAÑO’

La Escuela de Especialidades ‘Antonio de Escaño’ es la escuela de la Armada con mayor número de alumnos, que depende de la Dirección de Enseñanza Naval.

El curso académico 2020-2021 se inició el pasado 24 de agosto con la incorporación escalonada de 250 aspirantes a marinero correspondientes al primer ciclo de marinería. La incorporación se realizó bajo un plan de prevención y medidas higiénicas frente a la COVID para la incorporación de alumnos a la enseñanza presencial y un plan de contingencia para poder actuar frente a posibles casos a bordo de la Escuela.

Está previsto que este año reciban formación en este centro más de 2.500 alumnos, incluyendo también a los alumnos de formación de la Escuela Naval Militar de Marín, la Escuela de Especialidades de la Estación Naval de la Graña, así como de dotaciones de unidades de la FLOTA.

Más Info