El Ministerio de Defensa cuenta ya con cerca de 3.000 rastreadores activos de los 7.000 formados para actuar de inmediato

19/11/2020 Twitter

Margarita Robles se reúne por videoconferencia con los jefes de los equipos de rastreadores militares y destaca la “humanidad y empatía” con la que trabajan.

Los rastreadores ya han realizado 500.000 contactos telefónicos desde el pasado 30 de septiembre

La ministra de Defensa, Margarita Robles, ha mantenido esta mañana una reunión por videoconferencia, en la sede del Mando de Operaciones, con los responsables de las Unidades de Verificación Epidemiológica (UVE`s) que su Departamento tiene operativas en 17 comunidades autónomas para controlar la expansión del Covid-19.

Robles se ha interesado por la evolución de la pandemia en los últimos días y las actuaciones que llevan a cabo los rastreadores militares, en colaboración con los servicios sanitarios de las diferentes regiones, para mitigar su impacto.

En este sentido, la ministra ha destacado “la gran colaboración y gran unidad con la que han trabajado con todas las autoridades sanitarias de las comunidades”, a las que se les han ofrecido todas las capacidades de las Fuerzas Armadas.

“A este virus lo vamos a vencer todos juntos”, ha remarcado.

Robles ha señalado que esta era una videoconferencia obligada para transmitir su agradecimiento y reconocimiento a las Fuerzas Armadas “por dedicarse en momentos duros como los que está viviendo nuestro país, sobre todo, con humanidad y con empatía, señas de su identidad y de todas las misiones que realizan”.

“Ojalá que podamos pasar pronto esta página de la historia de España, de la que ustedes son protagonistas, estando cerca de los ciudadanos”, ha afirmado.

La videoconferencia se ha iniciado con una exposición del punto de situación del comandante del Mando de Operaciones, teniente general Francisco Braco, que ha dado a la ministra las últimas novedades sobre sus actuaciones.

El comandante ha detallado que las Fuerzas Armadas tienen dedicados cerca de 3.000 rastreadores a esta operación y casi 7.000 preparados y formados para incorporarse al sistema de rastreo de forma inmediata, y “de los que podríamos ir tirando en caso de necesidad”.

 Estos rastreadores han realizado casi 500.000 contactos telefónicos a los ciudadanos para realizar su cometido desde el inicio de la operación.

Asimismo, ha valorado las actuaciones que se están efectuando dentro de la operación ‘Misión Baluarte’ como “eficaces y eficientes” gracias al aprovechamiento de la experiencia de la ‘Operación Balmis’.

 “Nuestra misión es preservar y garantizar la salud de los ciudadanos y nuestro plan permite hacer más cometidos de los que hacemos ahora en caso de necesidad, además del estímulo del apoyo social”, ha precisado el comandante del MOPS.

Tras este balance, la ministra ha agradecido personalmente el esfuerzo y la dedicación en esta operación a los 17 responsables de las UVE’s que han participado en la videoconferencia y ha escuchado con atención las anécdotas que le han relatado.

Mención especial merece el caso que ha relatado el comandante Juan Francisco Ortuño, jefe de la UVE de Murcia, y que ha emocionado a la ministra. Uno de los cabos de su equipo de rastreo tenía que localizar a un enfermo, cuyo teléfono daba siempre apagado o fuera de cobertura.

A través de su médico y tras insistir, averiguó que se trataba de una persona sordomuda y consiguió entablar una conversación por whatsapp para atenderle en todo momento.

Tras trasladar al cabo su agradecimiento por su perseverancia, Robles ha indicado que este gesto demuestra que, como siempre, las “Fuerzas Armadas siempre están ahí sin dejar a nadie en el camino y pensando en las personas que están solas o son mayores”.

También ha recordado el gran trabajo que se está realizando en labores de desinfección en residencias de mayores, en 46 durante la ‘Misión Baluarte’.

En este encuentro virtual también han estado presentes la secretaria de Estado de Defensa, Esperanza Casteleiro, y la subsecretaria de Defensa, María Amparo Valcarce.

OTRAS ACTUACIONES

Además de las labores de rastreo, las Fuerzas Armadas colaboran con las comunidades autónomas en la contención de la pandemia con actividades relacionadas con las desinfecciones de espacios públicos, ámbito en el que ya han realizado 600 actuaciones en colegios, centros de discapacitados, centros culturales y  46 residencia de ancianos, entre otros. El grueso de estas actividades de limpieza y de desinfección se ha realizado en la Comunidad de Madrid.

También prestan apoyo a infraestructuras (Hospital Gomez Ulla y Hospital Militar de Zaragoza y Hospital Clínico de Zaragoza), apoyo logístico, castramentación e interviene en el campo de la ciberseguridad para proteger la red sanitaria de Defensa.

Más Info