Ministerio de Defensa de España

La ministra de Defensa se interesa por la evolución de la campaña contra incendios en la UME

27/07/2020 Twitter

La UME muestra a Robles los recursos y materiales empleados en la operación ‘Balmis’

La ministra de Defensa, Margarita Robles, ha visitado hoy la Unidad Militar de Emergencias (UME) para conocer sus capacidades de cara a afrontar y dar respuesta en la evolución de los incendios de este verano y ante un posible repunte del Covid-19.

La ministra ha querido expresar su agradecimiento “de corazón” a todos los hombres y mujeres de la UME que “siempre están en primera línea para servir con eficacia y con humanidad” y “por estar siempre para servir a España y a sus ciudadanos en los momentos más difíciles y sin importarles poner en riesgo su propia integridad”.

La ministra ha asistido a la presentación realizada por el jefe del Estado Mayor de la UME, coronel Juan Carlos Olalla, quien ha dado cuenta de la evolución de los incendios, recordando que la última intervención ha tenido lugar durante el pasado viernes y sábado para sofocar el fuego en los alrededores de Monterrey (Galicia), donde han ardido 500 hectáreas.

Esta unidad tiene disponibles 1.400 militares para intervención en primera línea, además de otros 1.500 efectivos que prestarían apoyo en tareas de logística y transmisiones, además de 10 aviones.

“Tratan de tener siempre preparado el personal necesario para intervenir en los incendios y si fuera necesario en cualquier acción de desinfección y de ese tipo”, ha resaltado el coronel Olalla.

En su intervención ante los medios, la ministra ha asegurado que este año 2020 se puede calificar como “benigno, con unos niveles de 2018”, y se está por debajo de la media tanto en intervenciones como en superficie afectada.

De momento, la UME, según ha adelantado Robles, ha hecho tres intervenciones en incendios y tiene la previsión “de realizar entre 15 y 20 operaciones hasta el 30 de septiembre”.

Respecto ante un posible repunte de la pandemia, el jefe del Estado Mayor de la UME, se ha detenido en el plan de reactivación que tendría lugar ante un repunte de la pandemia y sobre el grupo especializado para actuar en ambientes con gran carga vírica y realizar con garantías la descontaminación de material y de personas.

Junto a las tareas de desinfección, la UME ha incorporado a su actividad el seguimiento diario a los rebrotes con el fin de anticiparse ante posibles intervenciones. “La estructura actual nos permitiría sacar a 1.000 hombres en 24 horas”, ha subrayado.

Además, el coronel ha precisado que es necesario “tener constancia de todos los elementos e instrumentos” que ha utilizado la UME en la lucha contra la pandemia, destacando el laboratorio móvil, único en el mundo, o su dispositivo para el traslado de cadáveres o enfermos. También se ha reforzado la capacidad de equipos pesados de desinfección (un segundo robot para actuar junto con las máquinas utravioletas, cañones nebularizadores, etc).

Por su parte, la ministra ha subrayado que “La ciudadanía tiene que tener en cuenta la necesidad de seguir todos prevenidos ante este virus”. En este sentido, ha indicado que “entre 1.000 y 1.500 hombres y mujeres de la UME están dispuestos a salir en cualquier momento por lo que se les impone a sus familias, que eviten los riesgos, para que no resulten contagiados”. “Creo que han hecho un trabajo magnífico, impagable, y no han regateado en ningún tipo de esfuerzo”, ha indicado la ministra.

Tras la presentación, Robles ha recorrido una exposición de los principales materiales que la UME ha utilizado en la 'Operación Balmis'. Le han mostrado un laboratorio móvil de Identificación rápida, un equipo de los utilizados por el grupo de Intervención en Emergencias Tecnológicas y de Medio Ambiente, varios vehículos dedicados a traslados de enfermos y fallecidos, un cañón nebulizador y drones especializados, entre otros.

Más Info