Ministerio de Defensa de España

La ministra de Defensa resalta la “humanidad” demostrada por las Fuerzas Armadas en la ejecución de la 'Operación Balmis'

12/06/2020 Twitter

Margarita Robles visita el Regimiento de Guerra Electrónica 31 para agradecer a sus efectivos su colaboración en la lucha contra el COVID-19

La ministra de Defensa, Margarita Robles, ha visitado hoy el Regimiento de Guerra Electrónica REW- 31, ubicado en el Acuartelamiento ‘Zarco del Valle’ (El Pardo), para conocer de primera mano la aportación de sus efectivos a la 'Operación Balmis' y expresarles su reconocimiento por la labor realizada.

Robles, que ha estado acompañada por el secretario de Estado, Ángel Olivares, ha mantenido una charla distendida con una representación del personal de esta unidad que ha participado en las tareas de lucha contra el Covid-19.

“Quería agradecerles personalmente todo lo que han hecho en la 'Operación Balmis' en unos momentos tan difíciles para España”, ha remarcado la ministra, para añadir que “estoy muy orgullosa de lo que han realizado las Fuerzas Armadas en todos los ámbitos y del trabajo que han hecho cada uno de ustedes, de forma generosa, con buena cara y poniendo mucha humanidad”.

Robles ha indicado a los militares presentes que las Fuerzas Armadas han generado “mucha tranquilidad y mucha seguridad en este drama, además de poner mucha humanidad”.

“Han escrito una página muy brillante en la historia de las Fuerzas Armadas” y ha subrayado que todos se merecen “medallas morales”, aunque no signifiquen ascensos.

La titular de Defensa ha departido con los militares que les han transmitido sus experiencias e impresiones en el contexto de la 'Operación Balmis'. Le han trasladado el impacto que ha supuesto para ellos el desplazamiento de fallecidos y el cariño que han recibido por parte de la ciudadanía.

La ministra, que se ha emocionado con el relato de los militares, especialmente con el del soldado Hita, para el que una de sus misiones fue asistir al hospital donde estaba ingresado su padre enfermo de Covid, el 'Infanta Leonor', en Madrid. A través del conducto reglamentario le dejaron ver a su padre, ingresado en el complejo una semana antes.

“Me dejaron ver a mi padre con todo el equipo puesto. Estuve un rato con él”, ha dicho.

Su padre consiguió superar el virus, “aunque sigue de baja por las secuelas”, ha recordado. “Yo le di ese positivismo para salir y por eso agradezco a mis jefes ese apoyo”.

Igualmente, la ministra ha seguido con interés el testimonio de la cabo Castro que sostuvo hasta el último momento la mano de un afectado por el virus ingresado en el Hospital Central de la Defensa.

“Durante mis rondas pasaba a verle y, en una de ellas, recé un Padre Nuestro con él. Cuando falleció se me encogió el corazón, no pude evitar las lágrimas”, ha manifestado.

“Nunca pensé en verme en una situación así, a pesar de ser militar. Esta experiencia me ha hecho crecer como persona y como militar, y estoy orgullosa de haber servido en esa misión a España”, ha afirmado.

Robles ha aprovechado este momento para recordar a las personas que no han podido despedirse de sus familiares la “humanidad con la que las Fuerzas Armadas han tratado a los fallecidos” y “que no han estado solos, que los hombres y mujeres de los Ejércitos han estado acompañándoles”.

Tras el encuentro con los efectivos, el jefe del Regimiento,coronel Fernando Escuso,le ha detallado las operaciones en las que han colaborado cerca de 500 militares de esta unidad.

Desde este regimiento se han realizado un total de 24 misiones de descontaminación con sus propios equipos, seis misiones de apoyo logístico, una misión de ayuda sanitaria y ocho misiones de presencia y reconocimiento en 22 localidades de seis provincias diferentes.

Escusol ha incidido en su explicación en el apoyo hospitalario prestado al Hospital 'Gómez Ulla' durante dos semanas, en las que 48 efectivos tuvieron que estar en contacto con enfermos de Covid, lo que les obligó a guardar cuarentena a posteriori.

De igual modo, el Regimiento ha participado activamente en el montaje del hospital de campaña de IFEMA.

Sus efectivos también han colaborado intensamente en tareas de desinfección en el edificio que alberga la sede del Ministerio de Defensa, del Hospital Universitario 'Infanta Leonor', las instalaciones de Cáritas Interparroquial en Talavera de la Reina, la residencia 'San Juan Bautista' en Madrid, además de en los centros de especialidades, ubicados en los barrios madrileños de Orcasitas y Carabanchel.

El coronel ha querido destacar a la ministra el agradecimiento que les han trasladado los ciudadanos por su labor y le ha relatado como anécdota las botellas de agua que han recibido especialmente etiquetadas y en las que se podía leer: AUARA, agua para cambiar el mundo, ¡Gracias Héroes!

Más Info