Escudonota de prensa
Oficina de Comunicación

MINISTERIO
DE DEFENSA

La ministra felicita a los JEMES y al comandante del Mando de Operaciones por su gran trabajo en 2019

23/12/2019 Twitter

La ministra de defensa en funciones, Margarita Robles, ha llamado esta mañana al jefe del Estado Mayor del Ejército, general Francisco Javier Varela; al almirante jefe del Estado Mayor de la Armada, Teodoro Calderón; al jefe del Estado Mayor del Aire, general Javier Salto, y al comandante del Mando de Operaciones, general Fernando López del Pozo, para agradecerles personalmente el gran trabajo desarrollado por ellos y por todo el personal de las Fuerzas Armadas bajo sus respectivos mandos en este 2019.

La ministra ha aprovechado estas llamadas a los jefes de Estado Mayor, para trasmitirles su satisfacción personal por “el esfuerzo, dedicación, trabajo y compromiso de las Fuerzas Armadas en su conjunto para ser punteras, tanto en la Unión Europea como en la OTAN”.

Además, les ha pedido que extiendan esta felicitación a todos los hombres y mujeres de los dos Ejércitos y de la Armada por su "gran cualificación profesional" y por el enorme esfuerzo que realizan cada día, de forma callada y comprometida, para garantizar nuestra seguridad y convivencia.

FELICITACIÓN POR LOS 30 AÑOS DE MISIONES

En el caso del general López del Pozo, la ministra ha querido, además, agradecerle por carta el “el excelente trabajo” que él personalmente "ha realizado durante este año 2019 en el desarrollo de las diferentes misiones internacionales en las que han participado nuestros contingentes”, algo que demuestra “el especial compromiso de España en el mantenimiento de la paz y la seguridad en el mundo”.

También, le ha instado a trasladar dicha felicitación “a todo el personal que trabaja a tus órdenes en las tareas de planeamiento operativo, seguimiento y la conducción de estas misiones”.

Durante todo este año, se ha venido conmemorando el 30 aniversario de la participación de las Fuerzas Armadas españolas en misiones de paz en el extranjero. Unas operaciones que se iniciaron en enero de 1989, cuando tres militares españoles llegaban a Luanda (Angola) para supervisar la retirada de las tropas cubanas como observadores de la Misión de Verificación de Naciones Unidas (UNAVEM).

Más Info