El Museo Naval navega de nuevo

16/10/2020 Twitter Artículo de la Revista Española de Defensa número 376

Dos años atrás, el Museo Naval de Madrid cerraba temporalmente su colección permanente para reformar su entrada, en el número 5 del paseo del Prado y a solo unos pasos del dios Neptuno. El objetivo inicial era adaptarla a las normas de accesibilidad universal y, de paso, dotarle de un aspecto más atractivo y principal.

Las mejores opciones para llevar a buen puerto dicho fin obligaban a modificar dos de sus salas. Se apostó, entonces, por actualizar y reorganizar todo el conjunto, incluido el discurso expositivo, explican a la Revista Española de Defensa, con la mirada ya puesta en la reapertura, el director del Instituto de Historia y Cultura Naval (IHCN), almirante Juan Rodríguez Garat; el director del museo, almirante Marcial Gamboa Pérez-Pardo, y su directora técnica, Carmen López Calderón.

ACCESIBILIDAD Y CONSERVACIÓN

777 días después, la reapertura es inminente. Está prevista para el día 16 de octubre y trae consigo nuevos aires. Por ejemplo, su entrada pasa al número 3 del paseo del Prado, junto a la puerta anterior. Las escaleras imitan ahora la quilla y las cuadernas de un barco en construcción que invitan al visitante a subirlas para descubrir su interior» y se ha instalado un ascensor.

Se han renovado algunas vitrinas y soportes para dotar de mayor visibilidad a la exposición permanente, que, además, sirven a la conservación preventiva de sus piezas. También se ha sustituido el sistema de colgadores, ahora, casi imperceptible para el espectador y, a la vez, una herramienta activa para la salud del fondo presentado en pared, subrayó la directora técnica. Entre sus amplias cualidades figura hasta paliar los efectos de un movimiento sísmico.

Todo ello, junto a medidas ambientales y de luminosidad, va encaminado a presentar un recorrido «más seguro para las piezas», que vela por garantizar su conservación, y «limpio» a la vista del observador, en el que estas lucen más y contribuyen de la mejor manera a reforzar el otro gran referente de la reforma del Museo Naval: la modificación de su discurso expositivo.

La renovación de la institución ha supuesto una inversión de 1.650.000 euros y ha afectado a 1.575 metros cuadrados de superficie. Durante la mayor parte del proceso, se ha mantenido abierta de manera parcial, con exposiciones temporales, como la dedicada al V Centenario de la primera vuelta al mundo y que, ante el éxito de público, amplió su plazo de apertura.

Seguir leyendo

Más Info