Ministerio de Defensa de España

Ejercicio de emergencia de interés nacional Daimiel 2015

13/03/2015

Entre el 9 y el 12 de marzo 

La Unidad Militar de Emergencias realiza su ejercicio anual Gamma, sobre un supuesto de catástrofe tecnológico, cuyas consecuencias obligan, a las pocas horas, a la declaración de emergencia de interés nacional (nivel 3)

La practicas de refrigeración de depósitos se realizo tanto por el día como por la noche

La practicas de refrigeración de depósitos se realizo tanto por el día como por la noche

El escenario de este ejercicio gamma se diseña sobre un incidente en una supuesta central petroquímica llamada Daimiel Oil Company S.A., situada en la población manchega del mismo nombre.

Esta instalación sufre una fuerte explosión que desencadena un grave incendio, acompañado de vertidos de hidrocarburos, y una nube toxica y la afectación de una parte importante de las viviendas de Daimiel, junto con infraestructuras de diversa índole como son gaseoductos, red eléctrica y ferroviaria, etc.

Esto genera una primera situación de emergencia que lleva a la Junta de Comunidades de Castilla la Mancha a activar el Plan Territorial de Emergencias de Castilla – La Mancha (PLATECAM), solicitando a las pocas horas la declaración de emergencia de interés nacional al Ministerio del Interior. Tras esta declaración de nivel 3, el general jefe de la UME asume la Dirección Operativa de la Emergencia, en la cual se integran todos los intervinientes.

A partir de este escenario se comenzaron a inyectar una cadena de incidencias, que obligan a la actuación de todos los intervinientes. Al ser desconocidas estas incidencias, se obliga a la dirección a modificar y actuar de acuerdo a la evolución de la emergencia, adaptándose a los nuevos rumbos que ésta pueda tomar.

Esto supone desplegar casi todas las capacidades que posee la UME de forma asilada o en colaboración con otros organismos civiles y militares de la Administración del Estado, de la comunidad autónoma, de empresas y personal especialista de defensa nuclear – biológico – químico (NBQ) de las Fuerzas Armadas (FAS) y de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado (FCSE).

Son numerosas las capacidades que se despliegan en un ejercicio de estas características, que abarcan desde labores de contención de vertidos tóxicos en espacios medioambientales; hasta la extinción de los incendios producidos en un ambiente contaminado. Pasando también por tareas de identificación de agentes y sustancias contaminantes, descontaminación de medios y material (terrestre y aéreo) sensible; de búsqueda y rescate urbano, USAR (Urban Search And Rescue); recepción de ayuda internacional y protección de Bienes de Interés Cultural (BIC) mediante acciones varias entre las que se encuentran los apuntalamientos.

Así mismo se usan otro tipo de capacidades que afectan directamente al personal víctima del siniestro como es la descontaminación de personal (herido o no) y la evacuación de heridos tanto por medios terrestres como por medios aéreos. El control y gestión de fallecidos, mediante la instalación de una morgue en la que también se facilita ayuda psicosocial, a los familiares de los fallecidos. Y la ayuda a los damnificados y evacuados mediante los Centros de Atención al Ciudadano (CAC´s) y de los Albergues de Damnificados (ADAM´s).

Todos estos escenarios, tanto simulados como reales se encuentran en varias localidades de la provincia de Ciudad Real, como fueron Daimiel, Manzanares, Almagro, Torralba de Calatrava, Valdepeñas y la propia Ciudad Real.

Para realización de éste tipo de ejercicios, se despliega numeroso personal, que alcanza en este caso la cifra de los 4.000 intervinientes, de los que 3.000 eran militares (2.000 de la UME). El resto de personal pertenece a la Junta de Comunidades de Castilla – La Mancha, Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, Cruz Roja Española, y distintos organismos y organizaciones civiles.

La proyección internacional de este simulacro la da la participación de forma activa de militares pertenecientes a unidades de intervención de Francia (FORMSIC), de los EE.UU. (7th Civil Support Commad) y de Marruecos, alcanzando entre todos ellos los 200 efectivos.

El ejercicio también contó con la presencia de observadores de la Unión Europea, Organización de Estados Americanos y de países como Francia, Portugal, Marruecos, Argelia, Brasil, Colombia, Perú y Túnez. Los alumnos del II Curso de Gestión de Catástrofes realizaron parte de su fase práctica durante este simulacro.
 

Más imágenes

  • Recogida de muestras para su posterior analisis en ambiente contaminado
  • El ejercicio Gamma Daimiel15 aglutinó bajo la misma dirección a personal de distintos ejercitos, paises, y organismos civiles
© Copyright 2013 Ministerio de Defensa de España P. de la Castellana, 109 28071 Madrid - Tlf.: (34) 91 395 50 00