Primera guerra del Golfo

España contribuyó a la operación de embargo marítimo a Irak con medios navales y aéreos durante un año y desplegó un contingente en ayuda del pueblo kurdo.

Misión

La respuesta inmediata de la comunidad internacional a la invasión de Kuwait a principios de agosto de 1990 fue someter a Irak a un férreo embargo marítimo, especialmente, en el ámbito de la adquisición de material militar. Para ello se constituyó una flota multinacional compuesta por 12 países occidentales –incluido España- y cinco musulmanes que mantuvieron su despliegue durante casi un año, entre agosto de 1990 y julio de 1991.

Paralelamente, una coalición internacional liderada por Estados Unidos inició una ofensiva militar para liberar Kuwait que culminó a finales de febrero de 1991.

A la conclusión del conflicto, cinco países europeos –entre ellos España- y Estados Unidos participaron en misiones de ayuda humanitaria al pueblo kurdo que sufrió la represión del régimen de Sadam Husein durante la guerra.

Mandato

La coalición internacional participó en las operaciones de embargo marítimo bajo el amparo de la Resolución 661 del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas del 6 de agosto de 1990.

Por su parte, la agrupación táctica Alcalá desplegó en el noroeste de Irak en el marco de la Resolución 668 de la ONU del 5 de abril de 1991.

Participación española

España contribuyó a las operaciones de embargo marítimo con la agrupación Bravo formada por un total de 1.200 militares a bordo de dos corbetas desplegadas en el Mar Rojo y una fragata en el Golfo Pérsico. Los buques de la Armada realizaron casi 5.500 intervenciones. A esta misión se sumaron aviones de transporte C-130 Hércules del Ejército del Aire.

La operación Provide Confort en apoyo al pueblo kurdo comenzó a finales de abril de 1991 y concluyó dos meses después, el 24 de junio. Los 586 hombres y mujeres de la Agrupación Táctica Alcalá con efectivos de la Brigada Paracaidista del Ejército de Tierra desplegaron en la localidad de Zajo y Shiladiza con la misión de distribuir ayuda humanitaria a los refugiados, prestarles atención sanitaria y facilitar su movilidad.

Antecedentes

A mediados de la década de los 90 Irak se encontraba en una delicada situación económica motivada, principalmente, por las deudas acumuladas durante la guerra con Irán y los reducidos beneficios obtenidos por la venta del barril de crudo. Dos fueron los motivos aducidos por Sadam Husein para invadir Kuwait. El primero, que la Monarquía del Golfo no quiso compensar a Irak por una supuesta sustracción de petróleo en su territorio durante el conflicto bélico iraní. El segundo, por no atender la reclamación de soberanía del régimen de Bagdad sobre las islas Warbad y Bubiyán.

Cronología

1990

  • 2 de agosto: Invasión de Kuwait.
  • 6 de agosto. Resolución 661 de la ONU que impone sanciones económicas a Irak.
  • 26 de agosto. Parten de España la fragata Santa María y las corbetas Descubierta y Cazadora.

1991

  • 17 de enero. Comienza la operación Tormenta del desierto.
  • 24 de febrero. Inicio de la campaña terrestre.
  • 28 de febrero. Kuwait es liberada.
  • 5 de abril. Resolución 668 de la ONU de ayuda al pueblo kurdo en el noroeste de Irak.
  • 26 de abril. La agrupación Alcalá despliega en las localidades de Zajo y Shiladiza en el marco de la operación Provide Confort.
  • 24 de junio. Concluye la misión de las tropas españolas en apoyo de la población kurda.