Escudonota de prensa
Oficina de Comunicación

MINISTERIO
DE DEFENSA

Robles defiende la presencia española en la misión de Naciones Unidas en el Líbano

29/06/2018 Twitter

La ministra ha rendido homenaje al cabo Soria que falleció en 2015 prestando servicio en el área de operaciones

La ministra de Defensa, Margarita Robles, ha destacado durante su segunda jornada de visita a la República Libanesa “el papel tan importante que están haciendo las Fuerzas Armadas en esta misión”, papel que ha calificado como “labor impagable”. 

Robles, además, ha resaltado la importancia de continuar en esta posición “en cualquier caso y, pase lo que pase, tanto si España consigue el mando de la operación o no”.

La ministra y el resto de la delegación se han trasladado a primera hora de la mañana a la denominada ‘Curva del Francés’ desde donde se divisa el área de operaciones de la misión de la Fuerza Provisional de las Naciones Unidas para Líbano (FINUL).

En este punto, la titular de Defensa ha rendido homenaje al cabo Francisco Javier Soria, el militar español que, al servicio de Naciones Unidas, falleció aquí en 2015 a consecuencia del impacto de un proyectil israelí “por defender la paz y la libertad”, ha subrayado Robles.

“Es precisamente la labor de Naciones Unidas la que permite que estemos aquí en una situación de paz relativa”, ha dicho.

Robles también ha dedicado unas palabras de elogio para los militares desplegados y ha agradecido su esfuerzo que “cuando se ve sobre el terreno, es mucho más impactante”.

Acompañada del general jefe de la Brigada Líbano, José Luis Sánchez Martínez-Falero, la ministra se ha desplazado hasta la posición 4-28, destacamento que las Fuerzas Armadas españolas tienen en las proximidades de la localidad de Gadjjar, donde el jefe del Grupo Táctico ha explicado las tareas que desde la posición se realiza. Tras su exposición, la ministra ha mantenido un breve encuentro con el contingente español.

Para finalizar su visita, Robles se ha trasladado al Centro de Cooperación Cívico Militar (CIMIC) de las Fuerzas Armadas Libanesas donde realizan actividades que contribuyen al desarrollo de la zona y a su estabilidad.

PARTICIPACIÓN ESPAÑOLA

La Brigada Multinacional Este, cuyo mando es ejercido por España, está compuesta por Batallones de España, India, Nepal e Indonesia, además de una Sección de las islas Fiji.

En la actualidad, el contingente nacional suma 610 efectivos, de los que 17 están desplegados en el Cuartel General de UNIFIL en Naquora y 593 en el Sector Este (en base a la Brigada “Aragón” I de Zaragoza) y 14 intérpretes.

Entre las unidades que componen la Brigada, se incluye una unidad de Policía Militar compuesta por 12 Guardias Civiles. Por otro lado, con el contingente español se integran 52 militares de El Salvador, 142 de Serbia y 7 Oficiales y Suboficiales de las Fuerzas Armadas brasileñas en el Cuartel General del Sector Este.

Desde que comenzara su contribución en 2006, cerca de 23.700 soldados españoles han desplegado en el marco de UNIFIL para vigilar el cese de hostilidades entre Israel y Líbano, proporcionar ayuda humanitaria, facilitar el regreso voluntario y en condiciones de seguridad de las personas desplazadas, asistir a las Fuerzas Armadas libanesas para respetar la ‘Línea Azul’, así como colaborar para impedir el contrabando de armas.

Durante estos 12 años, los militares españoles han realizado 155.000 patrullas, recorrido más de 20 millones de kilómetros y desactivado 4.424 minas en más de 1.423 misiones de desminado, limpiando una superficie de más de 457.000 metros cuadrados.

Los cerca de 20.000 civiles que han sido atendidos fuera de las instalaciones médicas nacionales, los más de 695 proyectos de mejora de las infraestructuras (proyecto de impacto rápido) y los más de 5.800 alumnos del programa ‘Cervantes’ aseguran que la contribución española en la región sea profunda y duradera.

Desde el inicio de la participación de España en UNIFIL, 14 militares españoles han perdido la vida en acto de servicio; seis de ellos lo hicieron tras un ataque con artefacto explosivo improvisado (IED) en 2007 y uno por impacto de un proyectil israelí en 2015.

Más Info