Escudonota de prensa
Oficina de Comunicación

MINISTERIO
DE DEFENSA

Cospedal destaca el papel de las Órdenes Militares “para preservar los valores de las Fuerzas Armadas”

21/03/2018 Twitter

La ministra de Defensa, María Dolores de Cospedal, ha destacado hoy el papel que juegan las Órdenes Militares para “preservar los valores de nuestras Fuerzas Armadas” y ha agradecido que “mantengan los principios que han inspirado tradicionalmente” a la milicia española.

María Dolores de Cospedal ha visitado este mediodía la sede de las Reales y Militares Órdenes de San Fernando y San Hermenegildo en Madrid, donde ha agradecido su labor y les ha animado a seguir inspirando esos principios fundamentales “para asegurar que nuestros militares sean valorados en el futuro por lo que son y lo que representan”.

Asimismo, la ministra de Defensa ha resaltado que realizan un trabajo “justo y equitativo”, aunque por lo general desconocido, pero ha incidido en la importancia de contar con las Órdenes Militares para que se reconozca el mérito de los militares españoles.

CONTINUIDAD EN LA LABOR

La responsable de Defensa ha sido recibida en su visita por el presidente de la Asamblea de la Orden de San Fernando y Gran Canciller de la Orden de San Hermenegildo, el almirante general Manuel Rebollo; y por el presidente del Tribunal Militar Central y jefe del acuartelamiento, general consejero togado Rafael Matamoros.

A continuación, Cospedal se ha desplazado a la Sala de Asambleas, donde ha mantenido una reunión con el almirante Rebollo y los dieciséis vocales que constituyen la Asamblea, todos ellos oficiales generales de los Ejércitos de Tierra, Aire, la Armada, Cuerpos Comunes y la Guardia Civil. Allí se le ha expuesto la actualidad de las Reales y Militares Órdenes, su actividad y cometidos.

Seguidamente, la ministra ha realizado un recorrido por las instalaciones, que ha finalizado con un encuentro con el personal civil y militar destinado en la Unidad.

LA REALES Y MILITARES ÓRDENES

Las Reales y Militares Órdenes de San Fernando y San Hermenegildo se crearon a principios del siglo XIX, durante el reinado de Fernando VII y aportaron la homogeneización de las recompensas existentes pero, sobre todo, expandieron los reconocimientos fuera de las clases nobles, por lo que, desde ese momento, se concedieron las distinciones sin atender a razones de clase social, riqueza o graduación.

La Real Militar Orden de San Fernando fue creada en 1811. Agrupa a los condecorados con la más alta y prestigiosa recompensa militar española: La Laureada, en sus dos modalidades: Individual y colectiva. Desde 2001 incluye asimismo a los condecorados con la Medalla Militar Individual.

Por su parte, la Real y Militar Orden de San Hermenegildo, creada en 1814, tiene como objetivo el recompensar "el intachable proceder" y "la constancia en el servicio" de todos aquellos oficiales y suboficiales, que por su conducta y tiempos de servicio, se hagan acreedores al ingreso en esta prestigiosa Orden.

Más Info