Ministerio de Defensa de España

Escudonota de prensa
Oficina de Comunicación

MINISTERIO
DE DEFENSA

El Museo Naval restaura un lienzo de la batalla de Lepanto

24/01/2012 Twitter La sala se abrirá al público hoy martes

Los visitantes podrán contemplar el trabajo que realiza in situ el Instituto del Patrimonio Cultural de España

El Museo Naval de Madrid mostrará al público los trabajos de restauración que se llevan a cabo sobre un lienzo de gran formato de la batalla de Lepanto conservado en sus salas. El óleo, del siglo XVII, ensalza al papa Pío V, promotor de la coalición cristiana encabezada por España que frenó en 1571 la expansión del Imperio otomano por el Mediterráneo occidental.

El Instituto del Patrimonio Cultural de España (IPCE) -dependiente del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte- está efectuando la intervención en el propio museo, debido a que el gran tamaño del cuadro (300 x 536 cm.), realizado sobre cinco paños de lienzo cosidos, desaconsejaba su traslado. Esta circunstancia permitirá que a partir de hoy los visitantes puedan contemplar en vivo cómo avanza el trabajo de los restauradores.

Se desconoce el autor del cuadro, procedente del antiguo convento malagueño de Santo Domingo, aunque probablemente pertenezca a la escuela hispano-flamenca de la segunda mitad del siglo XVII.

Investigaciones recientes atribuyen a Juan Niño de Guevara (1632-1686) la parte izquierda del lienzo, donde aparece el pontífice en el momento en que un ángel le vuelve la cabeza para mostrarle la batalla que se libra en aguas griegas. Detrás se ve la costa de Málaga, con la descripción de sus edificios.

Las escuadras en combate ocupan la parte derecha, y en ella puede apreciarse a Juan de Austria, generalísimo de la Santa Liga, en la galera real española, y a Alí Pashá, general en jefe de los turcos, en la galera capital otomana. La obra llegó al Museo Naval en 1849 gracias a las gestiones del entonces ministro de la Marina, el marqués de Molins.

Las patologías de la obra derivan en gran medida de su ubicación primitiva, probablemente cercana a una fuente de calor. También contribuyó el abandono que sufrió tras la desamortización de los bienes eclesiásticos, lo que se ha traducido en desprendimientos de la capa pictórica por su falta de adhesión al soporte, pérdidas de elasticidad del tejido por la oxidación de las fibras o manchas de suciedad.

Otras alteraciones del aspecto original tienen que ver con la restauración a la que fue sometida al ingresar en el Museo Naval, cuando grandes zonas se repintaron para ocultar pequeñas lagunas, según el gusto decimonónico. De esa época data también el grueso barniz de almáciga que al oxidarse ha alterado el color.

La intervención del IPCE ha exigido previamente determinar, mediante la toma de muestras y análisis físico-químicos, el tipo de pigmentos y aglutinantes utilizados en cada momento, además de localizar la extensión de los repintes y los añadidos, para lo cual se utilizaron técnicas de fotografía ultravioleta e infrarroja.

Tras examinar esta información, se han establecido los tratamientos necesarios. Los principales son la eliminación de repintes y barnices, la limpieza y fijado de la capa pictórica, la corrección de deformaciones del lienzo y el reforzamiento de las zonas debilitadas.

Más Info

  • El Museo Naval muestra en vivo la restauración de un lienzo sobre la batalla de Lepanto
  • El Museo Naval muestra en vivo la restauración de un lienzo sobre la batalla de Lepanto
  • El Museo Naval muestra en vivo la restauración de un lienzo sobre la batalla de Lepanto
  • El Museo Naval muestra en vivo la restauración de un lienzo sobre la batalla de Lepanto
© Copyright 2015 Ministerio de Defensa de España P. de la Castellana, 109 28071 Madrid - Tlf.: (34) 91 395 50 00