Ministerio de Defensa de España

Escudonota de prensa
Oficina de Comunicación

MINISTERIO
DE DEFENSA

El 12% de inversiones en infraestructuras ira a proteger el medio ambiente

26/05/2011 Twitter Comparecencia del secretario de Estado de Defensa en el Congreso

España es el país de la UE con más instalaciones militares certificadas por la norma ambiental ISO 14001

Defensa se fija el objetivo de reducir en un 20 por 100 en 2020 el consumo energético de sus principales instalaciones

El Ministerio de Defensa publicará en las próximas semanas una nueva instrucción sobre sostenibilidad ambiental y eficiencia energética en la que, entre otras medidas, se recogerá que al menos un 12 por 100 de las inversiones en infraestructuras de los tres Ejércitos, Órgano central y organismos autónomos dependientes del Ministerio, se destinará a actuaciones directamente relacionadas con las políticas de protección del medio ambiente.

Así lo ha anunciado esta tarde en el Congreso de los Diputados el secretario de Estado de Defensa, Constantino Méndez, en su comparecencia ante la Comisión para el Estudio del Cambio Climático, donde ha informado sobre las distintas actuaciones del Ministerio relacionadas con esta área.

Méndez ha destacado el compromiso del Ministerio de Defensa con el medio ambiente y el cambio climático en una triple dimensión: como gran organización de la administración pública consumidora de energía y responsable de espacios naturales; en la dimensión operativa, pues las Fuerzas Armadas tienen entre sus misiones actuar ante catástrofes naturales y en la gestión de crisis; y en la dimensión estratégica de la Defensa, ya que el cambio climático se considera que puede multiplicar los efectos de otro tipo de riesgos relacionados con la energía, el acceso o control de recursos básicos, o los efectos de desastres naturales.

El secretario de Estado de Defensa ha informado a la Comisión de la Política Ambiental del Ministerio, y entre otros asuntos ha destacado que 215 bases, acuartelamientos y establecimientos dependientes de Defensa ya cuentan con un sistema de gestión ambiental, y 139 de esas instalaciones han sido certificadas en el cumplimiento de normas medioambientales como la ISO 14001, lo que sitúa a nuestro país en este aspecto a la cabeza de la UE.

En el apartado de de ahorro energético, Méndez ha señalado que Defensa contempla la próxima puesta en marcha de la gestión público-privada de servicios energéticos en las 70 instalaciones con mayor consumo, buscando una mayor eficiencia, ahorro económico y disminución de emisiones. El objetivo es reducir el consumo energético en un 20 por 100 en el año 2020.

Repoblación forestal

Por otra parte, el Ministerio de Defensa gestiona un patrimonio natural de 140.000 hectáreas repartidas por todo el territorio nacional, espacios sobre los que se están aplicando actuaciones en marcha de repoblación forestal -3.100 hectáreas en el bienio 2009-2010-, medidas de prevención de incendios o recuperación de suelos y descontaminación.

Junto con la política medioambiental del Ministerio, Méndez ha destacado que desde la perspectiva de la Defensa, el cambio climático está considerado como un multiplicador o potenciador de amenazas, es decir, un fenómeno que puede agravar el riesgo de otros factores como la presión demográfica, la seguridad en el suministro energético, la escasez de recursos alimenticios, hídricos y naturales, o la frecuencia y capacidad destructiva de desastres naturales. En este sentido, subrayó que el cambio climático es un fenómeno recogido por el nuevo concepto estratégico de la Alianza Atlántica aprobado a finales de 2010, figura también en el informe de desarrollo de la Estrategia Europea de Seguridad, en la Directiva de Defensa Nacional de nuestro país y se verá también contemplado en la Estrategia Española de Seguridad.

En el ámbito operativo, el secretario de Estado de Defensa ha recordado la actuación de las Fuerzas Armadas en operaciones humanitarias tras desastres naturales como el huracán Mitch en Centroamérica en 1998, el maremoto de Indonesia en 2004, los terremotos de Pakistán y Haití en 2005 y 2010; o la intervención tras el terremoto de Lorca del pasado 11 de mayo.