Ministerio de Defensa de España

Escudonota de prensa
Oficina de Comunicación

MINISTERIO
DE DEFENSA

Chacón: “Lisboa supone el principio del fin de la misión en Afganistán”

19/11/2010 Twitter Cumbre de la OTAN en Lisboa

La ministra de Defensa señala que los afganos deben asumir el control de su país paso a paso, provincia por provincia, y subraya que el proceso debe ser irreversible, sin marcha atrás

Chacón afirma que en las provincias donde están desplegados los militares españoles podrá iniciarse el proceso de transición a lo largo de los años 2011 y 2012

Anuncia que el Mando de Transformación de la OTAN ha concluido el proceso de certificación del Centro de Excelencia contra IED de Hoyo de Manzanares, que formará a 300 militares de la Alianza cada año

La ministra de Defensa, Carme Chacón, ha señalado esta tarde, durante la cumbre de jefes de Estado y de Gobierno de la OTAN que se celebra en Lisboa, que esta reunión supone el principio del fin de nuestra misión en Afganistán.

Chacón indicó que el proceso de transferencia de autoridad a los afganos debe realizarse “paso a paso, provincia por provincia, con prudencia pero con determinación; de forma solida para que el proceso sea irreversible, sin marcha atrás”, añadió.

En este sentido, la ministra afirmó que en las provincias donde están desplegados los militares españoles podrá iniciarse el proceso de transición a lo largo de los años 2011 y 2012, aunque eso no implique una reducción automática del número de efectivos desplegados, ya que el proceso será paulatino y progresivo.

Al mismo tiempo, señaló que la OTAN quiere mantener una relación a largo plazo con Afganistán, para apoyar a las autoridades afganas una vez que concluya la misión ISAF.

Nuevo concepto estratégico

Igualmente, la ministra explicó que a lo largo de las sesiones que van a tener lugar hoy y mañana en esta cumbre de Lisboa, los aliados van a configurar “la OTAN del siglo XXI”, con el objetivo de que esta organización sea capaz de afrontar los nuevos riesgos y amenazas para la seguridad internacional. Así, además de la evolución de la misión ISAF, los países aliados también tratarán la aprobación del nuevo concepto estratégico y el fortalecimiento de la relación de la OTAN con Rusia.

Sobre el nuevo concepto estratégico, Chacón indicó que para combatir las nuevas amenazas hay que crear una OTAN más eficiente, más flexible y más eficaz en la gestión de crisis, capaz de proyectar seguridad donde exista un riesgo. “Se trata de adaptar la Alianza para que sea capaz de garantizar la seguridad de todos aliados desde un enfoque integral, con estructuras reformadas y nuevas capacidades”, afirmó.

En cuanto a la relación de la Alianza con Rusia, destacó que es esencial fortalecer las relaciones de diálogo y cooperación con este país, que es un actor fundamental para la seguridad internacional.

Por ello, la Alianza va a analizar distintas iniciativas para concretar la colaboración con Rusia, entre las que figura la posibilidad de que Rusia coopere en el proyecto de defensa antimisil de poblaciones y territorio de la Alianza. “Se abre una nueva etapa OTAN-Rusia, ya que en los desafíos de nuestra seguridad Rusia es un actor fundamental”, añadió.

Certificación del Centro contra IED de Hoyo de Manzanares

Por último, la ministra de Defensa anunció en Lisboa que el Mando de Transformación de la OTAN ha concluido el proceso de certificación del Centro de Excelencia contra Artefactos Explosivos Improvisados (IED) de Hoyo de Manzanares (Madrid), lo que significa que el centro cumple todos los requisitos y condiciones que le exige la Alianza.

En este sentido, Chacón recordó que este centro español será uno de los cinco más importantes del mundo, y el único de la OTAN especializado en artefactos explosivos improvisados. “Esto supone un reconocimiento a la labor y a la formación de los militares españoles en la detección y desactivación de este tipo de explosivos, una de las amenazas más letales para nuestras tropas, y más devastadoras para la población civil”, agregó.

Está previsto que el Centro de Hoyo de Manzanares, una vez obtenida esta certificación, forme cada año a más de 300 militares de OTAN y de terceros países para afrontar la detección y eliminación de los IED, que son la principal amenaza para las tropas de la OTAN en los distintos teatros de operaciones.