Ministerio de Defensa de España

Escudonota de prensa
Oficina de Comunicación

MINISTERIO
DE DEFENSA

La Unidad Militar de Emergencias finaliza su trabajo en Asturias

17/06/2010 Twitter Tras colaborar en las inundaciones en Arriondas y Pravia

Más de 180 militares de la UME y 46 vehículos han estado desplegados en la zona colaborando durante dos días en labores de achique de agua y lodo

La Unidad Militar de Emergencias (UME) ha finalizado esta tarde su trabajo en las localidades asturianas de Arriondas y Pravia, donde ha estado colaborando durante dos días en labores de achique de agua y lodo acumulados en la zona como consecuencia de las inundaciones registradas en la región.

Con la declaración de nivel cero por parte del Gobierno del Principado de Asturias a primera hora de esta tarde, los militares del V Batallón de Intervención en Emergencias (BIEM V) han iniciado su repliegue a su base en el Ferral de Bernesca (León). En total han participado en estas tareas 180 efectivos de la UME, con medios formados por 46 vehículos ligeros y pesados, entre ellos, 15 autobombas, una máquina de ingenieros y una extractora de agua y lodos.

Las fuertes lluvias caídas en los últimos días ocasionaron crecidas en los ríos Sella y Nalón, a su paso por los municipios asturianos de Arriondas y Pravia, respectivamente, provocando graves desperfectos en las carreteras de acceso locales y en bienes, tanto en inmuebles urbanos como en zonas industriales.

Tras declarar nivel dos de emergencia, el Gobierno del Principado de Asturias solicitó, a través de la Delegación del Gobierno en Asturias y de la Dirección General de Protección Civil y Emergencias del Ministerio del Interior, la actuación de la Unidad Militar de Emergencias (UME).

Durante dos días efectivos del BIEM V han colaborado con los medios de emergencias asturianos, bomberos, guardia civil y 112, en labores de achique de agua y lodos, principalmente en el hospital de Arriondas, en garajes y en naves industriales del cinturón que rodea la localidad de Pravia.

Igualmente, con medios técnicos de ingenieros, han limpiado de barro las calles principales de los municipios afectados, con el fin de facilitar el paso al tráfico rodado y a peatones.