Ministerio de Defensa de España

Escudonota de prensa
Oficina de Comunicación

MINISTERIO
DE DEFENSA

Defensa comprueba que la nube de ceniza de Islandia no ha tocado Galicia

05/05/2010 Twitter Un avión del INTA toma de muestras en la costa de Pontevedra

El avión está preparado para hacer vuelos de investigación todos los días en los que la nube de ceniza del volcán pueda llegar a territorio nacional

Un avión de Instituto Nacional de Técnica Aeroespacial (INTA), organismo dependiente del Ministerio de Defensa, ha realizado hoy una aproximación en el mar, en la costa de Pontevedra, con el objetivo de penetrar en la nube de ceniza proveniente del volcán islandés que, según diversas fuentes, no se descartaba que pudiese bordear Galicia.

La primera evaluación indica que no se ha detectado ceniza, después de haber penetrado en el mar sin percibir la nube. Aunque no se han detectado partículas en suspensión, se realizarán posteriores análisis de laboratorio ante la posible existencia de trazos de restos químicos.

Los técnicos del INTA indican que continuarán estos vuelos diarios mientras haya posibles penetraciones de la nube. En un principio tenían previsto realizar el primer recorrido aéreo  a Galicia ayer para un primer tanteo, pero no fue posible por el fuerte viento registrado en Torrejón.

El INTA ha preparado este avión para hacer sobrevuelos de investigación todos los días en los que la nube de cenizas pudiera llegar a territorio español. La aeronave, un C-212, está equipada con distintos instrumentos, entre ellos sondas para tomar muestras de ceniza y medir el tamaño de las partículas, su concentración –esto se puede hacer en vuelo- y su composición química, a examinar en laboratorio.

El equipo lo componen dos científicos y prevé acercarse hasta un punto en el que no exista riesgo para la tripulación, pero donde la concentración de partículas sea suficiente para tomar un muestra real de la composición de las cenizas.

El INTA considera que esta investigación es importante para poder tener cuantificado y cualificado el fenómeno, y de ahí poder sacar conclusiones de seguridad que sirvan para los aviones actuales o establecer requisitos de diseño para que los futuros motores tengan capacidad de resistencia a esos tipos de contaminantes.

El Instituto Nacional de Técnica Aeroespacial ya ha realizado anteriormente estudios similares de componentes en la atmósfera, con diversos vuelos en Canarias para examinar las nubes de arena provenientes del Sáhara.

Este tipo de investigaciones se enmarcan en el proyecto EUFAR (European Facility for Airborne Research), financiado por la Comisión Europea, en el que están presentes todos los países europeos que tienen este tipo de aviones de investigación.

Después de que el volcán islandés entrara en erupción, los países integrados en EUFAR acordaron que cada organismo integrante realizara vuelos en su territorio para examinar las cenizas e intercambiar así los datos de las muestras con los demás miembros.