Ministerio de Defensa de España

Escudonota de prensa
Oficina de Comunicación

MINISTERIO
DE DEFENSA

La UE impulsa la aplicación del criterio de género en misiones internacionales

22/03/2010 Twitter Seminario en el CESEDEN

España es uno de los nueve países de los 27 que ha adoptado un plan de acción nacional para implantar la Resolución 1325 de Naciones Unidas sobre mujer, paz y seguridad

Participarán ponentes de ocho países, del Consejo de la Unión Europea y de la OTAN

El Ministerio de Defensa ha organizado un seminario sobre la aplicación del criterio de género en el ámbito de la Política Común de Seguridad y Defensa (PCSD), que servirá para reflexionar sobre el desarrollo de la Resolución 1325 de Naciones Unidas, diez años después de su aprobación por el Consejo de Seguridad.

El seminario, que se celebrará en el Centro de Estudios Superior de la Defensa (CESEDEN), será inaugurado el próximo 25 de marzo por la subsecretaria de Defensa y presidenta del Observatorio de la Mujer en las Fuerzas Armadas, María Victoria San José, y en él participarán representantes de los países de la Unión. Por parte de Consejo de la Unión Europea asistirá Cateherina Wale-Gründitz, miembro del Consejo de Planeamiento de Gestión de Crisis (CMPD), y, por parte de la OTAN, Hilde Segers, jefa de la Oficina de Perspectiva de Género de la Alianza.

La Resolución 1325 de la ONU subraya la necesidad de tener en cuenta la perspectiva de género en el planteamiento, ejecución y evaluación de una misión, así como de establecer la participación de las mujeres, en condiciones de igualdad, en los procesos de toma de decisión. Además, contempla la formación específica del personal que va a participar en las operaciones, de manera que se garanticen los derechos humanos a las mujeres y las niñas en zonas de conflicto y post-conflicto.

En esta última década, estados, instituciones y organizaciones no gubernamentales han trabajado para hacer realidad estas políticas. La Unión Europea ha venido impulsando su aplicación como una cuestión de operatividad y eficacia, y ha desarrollado en varios documentos las recomendaciones de Naciones Unidas. Hasta ahora, nueve países de los 27 (Austria, Bélgica, Dinamarca, Finlandia, Holanda, Portugal, Reino Unido, Suecia y España) han elaborado planes de acción sobre aplicación del criterio de género.

El Gobierno español aprobó en noviembre de 2007 el Plan de Acción para la aplicación de la Resolución 1325 sobre mujeres, paz y seguridad, cuyos objetivos son:

  1. Potenciar la participación de mujeres en las misiones de paz y en sus órganos de toma de decisiones.
  2. Promover la inclusión de la perspectiva de género en todas las actividades de construcción de la paz.
  3. Asegurar la formación específica del personal que participa en operaciones de paz, en materia de igualdad y sobre los distintos aspectos de la Resolución 1325, además de fomentar el conocimiento y difusión de la misma.
  4. Proteger los derechos humanos de las mujeres y niñas en zonas de conflicto y posconflicto (incluyendo campos de personas refugiadas y desplazadas) y fomentar la participación de las mujeres en los procesos de negociación y aplicación de los acuerdos de paz.
  5. Incorporar el principio de igualdad de trato y oportunidades entre mujeres y hombres en la planificación y ejecución de actividades para el desarme, la desmovilización y la reintegración, así como el adiestramiento especializado al respecto de todo el personal que participa en dichos procesos.
  6. Fomentar la participación de la sociedad civil española en relación con la Resolución 1325. 

Nuestro país quiere potenciar estas iniciativas y, por ello, intentará que durante su Presidencia se aprueben nuevos planes nacionales de acción, que deberán centrarse en la formación en cuestiones de género del personal desplegado; la adopción de políticas de igualdad en las Fuerzas Armadas: el conocimiento de la situación de la mujer y la infancia en los escenarios de las operaciones; el acercamiento y apoyo a la mujer local; la introducción del criterio de género en las evaluaciones de las misiones, o la creación de asesores de género en las operaciones.