Ministerio de Defensa de España

Escudonota de prensa
Oficina de Comunicación

MINISTERIO
DE DEFENSA

ESPAÑA HABRÁ DESACTIVADO SU ARSENAL DE BOMBAS RACIMO EN SIETE MESES

02/12/2008 Twitter Cumpliendo el compromiso adquirido por la ministra de Defensa

Carmen Chacón asegura que en junio de 2009 "sólo quedarán en nuestros arsenales aquellas bombas estrictamente necesarias para que nuestros zapadores e ingenieros aprendan a desactivarlas"

España habrá desmilitarizado su arsenal de bombas de racimo dentro de siete meses, tal y como ha anunciado hoy la ministra de Defensa, Carme Chacón, durante una visita a la empresa Fabricaciones Extremeñas (FAEX), encargada de llevar a cabo este proceso. Según la ministra, en junio de 2009 “sólo quedarán en nuestros arsenales aquellas bombas estrictamente necesarias para que nuestros zapadores e ingenieros aprendan a desactivarlas”

Además, España se ha situado a la cabeza de los países que acordaron la erradicación de las bombas de racimo con la destrucción, antes de los plazos previstos, de las 100 primeras municiones de este tipo, cumpliéndose de esta manera el compromiso adquirido el pasado 17 de julio por la ministra de Defensa, Carme Chacón, en su comparecencia ante la Comisión de Defensa del Congreso de los Diputados.

Con el inicio de la destrucción de estas municiones, España se anticipa a los plazos formales previstos en el Tratado contra las bombas de racimo aprobado el pasado 30 de mayo en la conferencia diplomática de Dublín. Dicho Tratado, suscrito por 111 Estados, obliga a los países firmantes a erradicar las bombas de racimo de sus arsenales en el plazo de 12 años. “Nosotros queríamos ir más rápido en la eliminación de unas municiones que consideramos ya inaceptables. España quería seguir liderando el proceso de erradicación de estas armas”, ha afirmado hoy la ministra de Defensa.

Pena de muerte sin sentencia

Durante su visita a la planta de FAEX, en la que asistió a una demostración del desmontaje y destrucción de municiones de racimo, Carme Chacón recordó que hace algunos meses definió a las bombas de racimo como “una pena de muerte sin sentencia, sin recurso posible, inapelable”.

Tras el Acuerdo que el Consejo de Ministros adoptó el pasado 11 de julio de 2008, que estableció una moratoria unilateral relativa a las municiones de racimo, la ministra de Defensa se comprometió en el Congreso de los Diputados a la firma de una Directiva del secretario de Estado de Defensa (71/2008, de 31 de julio) para la aplicación del Tratado de Dublín con carácter anticipado.

Desde ese momento, quedaba prohibido el empleo operativo o en maniobras de las bombas de racimo por parte de las Fuerzas Armadas españolas, así como el desarrollo y adquisición de este tipo de municiones.

Asimismo, se iniciaron los trámites para la destrucción del arsenal existente, para lo cual el Ministerio de Defensa ha suscrito un contrato con la empresa Fabricaciones Extremeñas, S.A. (FAEX), que ya ha comenzado el proceso de desmontaje y destrucción de las municiones.

Más de 5.500 municiones por destruir

En total, está previsto que FAEX destruya más de 5.500 municiones de racimo, de las que unas 4.600 son granadas de mortero de fabricación española, 600 son bombas de racimo estadounidenses y las 400 restantes son bombas antipistas elaboradas también en España.

De esta manera, se pretende que en el primer semestre de 2009 esté finalizado por completo el proceso de destrucción de toda la munición de racimo. El presupuesto estimado para ello ronda los 5 millones de euros.

Desde que se inició el proceso de Oslo, en febrero de 2007, hasta que se firmó el Tratado de Dublín el pasado 30 de mayo, el Gobierno español ha sido favorable a una prohibición tan amplia como resultase necesaria para garantizar el objetivo último del Tratado, que no es otro que el de evitar un daño humanitario inaceptable. Por esta razón, al igual que otro centenar de naciones, España acordó prohibir el empleo, desarrollo, producción, adquisición, almacenamiento, conservación y transferencia de municiones de racimo que causen daños inaceptables a los civiles.

Desde que hace veinte años iniciaron su participación en misiones internacionales de paz, las Fuerzas Armadas españolas han desactivado más de 100.000 artefactos en países como Líbano, Afganistán, Bosnia-Herzegovina o la antigua Yugoslavia. Así mismo, es importante señalar que las Fuerzas Armadas españolas nunca han utilizado este tipo de munición.

“Nuestro interés ha sido, en todo momento, hacer todo lo posible para detener el sufrimiento de quienes luchan por su subsistencia en zonas devastadas en la guerra. Esas mismas personas a las que va dirigida la ayuda de nuestras Fuerzas Armadas en las misiones de paz en el exterior”. “Por eso –ha añadido la ministra- son precisamente nuestros militares, acostumbrados a ver los estragos de este tipo de municiones indiscriminadas, quienes mejor comprenden esta iniciativa para erradicar las bombas de racimo”.

Por último, Carme Chacón ha señalado que “el inicio del proceso de destrucción de las bombas de racimo es un éxito colectivo. Un éxito de todos ya que, como país democrático, civilizado y solidario, no podíamos aceptar ni un minuto más que las bombas de racimo fueran un medio moralmente apto para nuestra defensa”.

Más Info

  • Carme Chacón, ministra de Defensa, durante la  rertirada de explosivo de una bomba de racimo en las instalaciones de la FAEX, El Gordo (Cáceres)
  • Carme Chacón, ministra de Defensa, durante su intervención en Fábrica Extremeñas
  • Carme Chacón, ministra de Defensa, durante la  rertirada de explosivo de una bomba de racimo en las instalaciones de la FAEX, El Gordo (Cáceres)
  • Carme Chacón, ministra de Defensa, durante la  rertirada de explosivo de una bomba de racimo en las instalaciones de la FAEX, El Gordo (Cáceres)
  • Carme Chacón, ministra de Defensa, durante la  rertirada de explosivo de una bomba de racimo en las instalaciones de la FAEX, El Gordo (Cáceres)
  • Carme Chacón, ministra de Defensa, durante la  rertirada de explosivo de una bomba de racimo en las instalaciones de la FAEX, El Gordo (Cáceres)
  • Carme Chacón, ministra de Defensa, durante la  rertirada de explosivo de una bomba de racimo en las instalaciones de la FAEX, El Gordo (Cáceres)
© Copyright 2015 Ministerio de Defensa de España P. de la Castellana, 109 28071 Madrid - Tlf.: (34) 91 395 50 00