Ministerio de Defensa de España

Escudonota de prensa
Oficina de Comunicación

MINISTERIO
DE DEFENSA

DEFENSA PREVÉ QUE EL NÚMERO DE RESERVISTAS VOLUNTARIOS AUMENTE UN 23 POR 100 EN 2008

19/12/2007 Twitter Sesión de control en el Senado

El ministro de Defensa, José Antonio Alonso, ha asegurado hoy en el Pleno del Senado que espera que el número de reservistas voluntarios en las Fuerzas Armadas alcance los 6.500 en 2008, lo que supondría un incremento del 23 por 100 respecto a los 5.280 que hay en la actualidad.

A pregunta del senador del Grupo Parlamentario Socialista Arturo González, el ministro Alonso recordó que el reservista voluntario es un ciudadano que ya tiene profesión y que está dispuesto a dedicar un tiempo de servicio a la sociedad a través de las Fuerzas Armadas. En este sentido dijo que la reciente aprobación de la Ley de la Carrera Militar “va a suponer un impulso notable en la consolidación de la figura del reservista, puesto que contempla aspectos tan importantes como un régimen de ascensos y cambios de destino, y precisiones sobre derechos laborales”.

Desde los primeros ingresos, en el año 2004, se han asignado más de 7.000 plazas de reservistas, de las cuales 1.700 corresponden a mujeres (más del 22 por 100 del total).

Las activaciones para realizar misiones operativas todavía son escasas. El primer grupo de reservistas voluntarios activados fue con ocasión de la operación Respuesta Solidaria, tras la catástrofe del tsunami en Indonesia. El pasado verano también se cubrieron unas plazas de personal sanitario en la campaña contra incendios de la Unidad Militar de Emergencias (UME).

En cuanto al perfil del reservista voluntario, el ministro Alonso explicó que, en general, se trata de una persona con nivel de estudios alto. La mayoría (56 por 100) son diplomados o licenciados universitarios, y prácticamente el 73 por 100 tiene el COU.

Por comunidades autónomas, más del 70 por 100  proceden de Andalucía, Madrid, Castilla y León, Comunidad Valenciana, Galicia y Cataluña. Por último, los grupos de edad no presentan grandes diferencias, existiendo una distribución prácticamente uniforme entre los 28 y los 50 años.