Ministerio de Defensa de España

Escudonota de prensa
Oficina de Comunicación

MINISTERIO
DE DEFENSA

DEFENSA CEDE LA ANTIGUA FÁBRICA DE ARMAS DE TOLEDO PARA EL FUTURO CENTRO INTERNACIONAL DE LA ÉPOCA VISIGODA

13/12/2007 Twitter Según el protocolo firmado con el Gobierno de Castilla-La Mancha y el Ayuntamiento de Toledo

El ministro de Defensa, José Antonio Alonso, el presidente de Castilla-La Mancha, José María Barreda, y el alcalde de Toledo, Emiliano García-Page, han suscrito hoy un protocolo para la cesión de los terrenos de la antigua Fábrica de Armas de Toledo y su incorporación al proyecto de creación de un Centro Internacional de la Época Visigoda.

Los terrenos de la antigua Fábrica de Armas, con una superficie total de 147.081 metros cuadrados, tienen un elevado interés cultural al haberse descubierto importantes hallazgos arqueológicos, que han determinado una intervención conjunta de las administraciones públicas para garantizar la preservación de estos restos arqueológicos y promocionar su uso como referente de la cultura visigoda en España.

En julio de 2000, el Ministerio de Defensa suscribió un protocolo con el Ayuntamiento de Toledo relativo a diferentes propiedades militares en la ciudad, en el que se acordaba la enajenación de estos terrenos, pero las previsiones acerca del uso y aprovechamiento de los mismos variaron sustancialmente a raíz de los hallazgos arqueológicos.

Divulgación del Patrimonio Histórico

Según ha destacado el ministro de Defensa, José Antonio Alonso, la puesta en valor de dichos hallazgos contribuirá a un mejor conocimiento de la arquitectura militar en España así como a la protección, conservación y divulgación del patrimonio histórico.

De esta manera, el protocolo suscrito hoy establece las bases de colaboración entre el Ministerio de Defensa, la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha y el Ayuntamiento de Toledo, para que los terrenos de la antigua Fábrica de Armas, propiedad del Ministerio de Defensa, puedan incorporarse al proyecto de creación de un Centro Internacional de la Época Visigoda. El objetivo es mantener y poner en valor los restos arqueológicos hallados en estos terrenos de lo que fuera la capital de la monarquía visigoda durante los siglos VI y VII.

Así, la Junta de Castilla-La Mancha y el Ayuntamiento de Toledo llevarán a cabo las investigaciones y estudios necesarios para la ordenación de estos terrenos y la puesta en valor de los hallazgos arqueológicos. A la vista de los resultados de las mismas, ambas instituciones determinarán los nuevos usos de estos terrenos y su nueva ordenación urbanística.

Por su parte, para posibilitar que se lleven a cabo estas investigaciones y estudios, el Ministerio de Defensa cede el uso de los terrenos sin ninguna contraprestación económica.