Ministerio de Defensa de España

Escudonota de prensa
Oficina de Comunicación

MINISTERIO
DE DEFENSA

EFECTIVOS MILITARES COMIENZAN MAÑANA A PATRULLAR EN LOS MONTES DE GALICIA EN LABORES DE PREVENCIÓN DE INCENDIOS FORESTALES

01/07/2007 Twitter Participarán un mínimo de 23 patrullas y dos helicópteros de vigilancia

La UME mantiene desplegada una sección en la Escuela Naval de Marín (Pontevedra) con carácter permanente durante toda la campaña contra incendios

Efectivos militares comenzarán mañana a patrullar en los montes de Galicia en labores de prevención de incendios forestales, mediante un dispositivo que combinará la disuasión y la capacidad de alerta temprana, realizando marchas y vigilancias diurnas y nocturnas.

Este dispositivo se basará en el despliegue de patrullas terrestres, sin actuación directa contra el fuego, complementado, en caso de ser necesario, con medios aéreos de vigilancia y evacuación sanitaria. La entidad de la fuerza a desplegar será graduable y se articulará en tres niveles de intervención, vinculados a la gravedad de la situación.

El nivel mínimo, correspondiente a una situación de normalidad, prevé el despliegue de 23 patrullas en vehículo y hasta dos helicópteros de vigilancia durante la campaña. El nivel medio corresponde a una situación generalizada de incendios, declarados por la Xunta de nivel de gravedad potencial 2, en alguna de las provincias gallegas. En este caso, habría hasta 50 patrullas disponibles, tres helicópteros de vigilancia y un helicóptero para evacuación sanitaria.

Por último, el nivel máximo se activaría en situaciones de incendios de gravedad generalizados en varias provincias. Entonces, el despliegue se elevaría hasta 75 patrullas y se podría disponer de cuatro helicópteros para vigilancia y dos de evacuación sanitaria.

Tras la firma el pasado día 11 de junio del protocolo de actuación para esta campaña entre la Xunta de Galicia y la Administración General del Estado, se constituyó un Comité Integrado de Prevención de Incendios en Galicia, con la misión de asegurar la coordinación de las actuaciones entre los distintos órganos participantes. Este Comité cuenta con la representación de las Consellerías de la Xunta de Galicia y de los Departamentos de la Administración General del Estado directamente implicados en esta campaña, entre ellos Ministerio de Defensa.

Destacamento de la UME

Por otro lado, la participación de las Fuerzas Armadas en la lucha contra los incendios forestales en labores de extinción y de apoyo se basará en la actuación de la Unidad Militar de Emergencias (UME), como unidad de primera intervención de las Fuerzas Armadas, la cual podrá recabar e integrar el apoyo de unidades de los tres ejércitos para tareas auxiliares y de apoyo logístico cuando sus capacidades no sean suficientes para hacer frente a la emergencia.

Atendiendo al problema singular que el riesgo de incendios forestales representa para Galicia, la UME ha desplegado en la Escuela Naval de Marín (Pontevedra), con carácter permanente durante toda la campaña contra incendios, una sección perteneciente al Batallón de Intervención número V con base en San Andrés de Rabanedo (León), al objeto de asegurar un corto plazo de reacción.

Este destacamento dispone de cisternas, autobombas y vehículos especiales de última tecnología para la lucha y prevención de incendios forestales. De ser necesarios recursos adicionales, estos procederían en primera instancia del citado Batallón de León, posteriormente de los otros cuatro Batallones de la UME y, por último, de otras unidades de las Fuerzas Armadas si fuera preciso.

Asimismo, en labores aéreas de extinción, el 43 Grupo de Fuerzas Aéreas del Ejército del Aire continuará operando durante esta campaña los aviones apagafuegos 'Canadair ' CL 215-T adscritos orgánicamente al Ministerio de Defensa y funcionalmente al Ministerio de Medio Ambiente. Cuando la UME participe en una operación de emergencia dirigirá la utilización de estos medios. Durante la campaña de 2007 está previsto desplegar en el aeropuerto de Labacolla, en Santiago de Compostela, de uno a tres aviones en función del riesgo de incendios.