Ministerio de Defensa de España

Escudonota de prensa
Oficina de Comunicación

MINISTERIO
DE DEFENSA

LA UME CONTARÁ CON 54 RESERVISTAS VOLUNTARIOS PARA LA CAMPAÑA CONTRA INCENDIOS FORESTALES DEL PRÓXIMO VERANO

12/05/2007 Twitter Integrados en el equipo sanitario

Un total de 54 reservistas voluntarios de los Cuerpos Comunes de las Fuerzas Armadas -26 médicos (21 hombres y cinco mujeres) y 28 enfermeros (15 hombres y 13 mujeres)- seleccionados en convocatoria oficial, han finalizado la fase de formación con el propósito de aplicar sus conocimientos en la Unidad Militar de Emergencias. Estos reservistas estarán integrados en el equipo sanitario que va a actuar durante el periodo estival, cuando los distintos batallones que conforman la UME sean activados en la campaña contra incendios forestales.

Esta es la primera vez que se solicitan plazas como reservistas voluntarios del Cuerpo Militar de Sanidad, destacando los resultados obtenidos, ya que se ha cubierto un 90por 100 de las 60 plazas ofertadas. Estos reservistas pasan a partir de este momento a formar parte como teniente ó alférez del Cuerpo Militar de Sanidad (CMS) en las áreas de Medicina y Enfermería, prestando servicio temporal en la UME.

Durante un período de dos semanas, del 16 al 27 de abril, los seleccionados llevaron a cabo, en primer lugar, un curso de preparación en la base Aérea de Torrejón, en el que realizaron tareas de actualización de conocimientos en emergencias, transmisiones, NBQ, seguridad operativa en emergencias y apoyo sanitario en emergencias. Posteriormente, los alumnos se desplazaron a San Clemente de Sasebas (Gerona), donde fueron instruidos en el rescate desde el punto de vista sanitario, traslado de heridos con paso de obstáculos complicados, así como apoyo psicológico y diversas prácticas nocturnas en escenarios inéditos.

Una vez finalizada la instrucción, se pretende que los reservistas puedan prestar servicio en la UME por períodos de dos meses, coincidiendo con la campaña contra incendios del próximo verano. Trabajarán en uno de los cinco batallones de intervención de los que se compone la Unidad Militar de reciente creación, con sedes en la base aérea de Torrejón de Ardoz, Madrid (I BIEM); en la base aérea de Morón, Sevilla (II BIEM); en la base 'Jaime I' de Bétera, Valencia (III BIEM); en la base aérea de Zaragoza (IV BIEM), y en la base 'Conde de Gazola' en San Andrés de Rabanedo, León (V BIEM).

Asistencia a la UME y al personal civil

El cometido general a desempeñar será la atención sanitaria en los campos logístico-operativo y asistencial al personal de la UME, así como la asistencia de emergencia al personal civil que pudiera verse afectado en situaciones de desastre medioambiental. En concreto, se realizarán actividades de recogida y triaje (identificación), estabilización y evacuación.

Un médico y un enfermero serán parte integrante de cada equipo sanitario que se desplace a la zona de emergencia. Los médicos cuentan con las especialidades de Medicina Familiar y Comunitaria, Cirugía General y Digestiva, Anestesia y Reanimación, Pediatría y Oncología.

El Reglamento de Reservista Voluntario define esta actividad como la que, de forma voluntaria y temporalmente, desea aportar el ciudadano español, por medio de sus capacidades, habilidades y conocimientos, en las diferentes misiones que llevan a cabo nuestras Fuerzas Armadas, en el cumplimiento de la función que la Constitución les asigna, ejerciendo sus derechos de ciudadano y como respuesta a los compromisos asumidos por el Gobierno.

Señala, igualmente, que el tiempo que se haya pasado como reservista voluntario será mérito para acceso a las plazas de la Enseñanza Militar de Formación y en los procesos de selección para funcionarios o personal laboral de las Administraciones Públicas.

El Reglamento prevé que su vida laboral no se verá alterada, ya que tendrá plena compatibilidad y se le reservará el puesto de trabajo que desempeñaba antes de su incorporación, o uno de similares condiciones y de igual remuneración en la misma empresa y localidad, y no verá perjudicadas sus posibilidades de promoción profesional en la empresa. Si es funcionario público, pasará a la situación administrativa de servicios especiales.

Visitas del ministro a los batallones

Durante las últimas semanas, el ministro de Defensa, José Antonio Alonso está comprobando sobre el terreno, con visitas a los distintos Batallones de Intervención en Emergencias (BIEM), el alto grado de preparación y formación de los efectivos de la UME.

Así, el ministro visitó el pasado 26 de abril las instalaciones del V BIEM, con sede en El Ferral de Bernesga (León), y el 7 de mayo firmó con el ministro de Industria, Turismo y Comercio, Joan Clos, en la sede del Cuartel General de la UME y del I BIEM en Torrejón de Ardoz (Madrid), un acuerdo para el desarrollo y equipamiento industrial de la Unidad, que contará con medios materiales que incorporarán tecnologías de vanguardia.

Alonso asistió también, el pasado 8 de mayo, a un ejercicio de adiestramiento desarrollado en la Sierra del Retín (Cádiz) por el II BIEM con sede en Morón (Sevilla), y tiene previsto visitar los batallones de Zaragoza y de Bétera (Valencia), los próximos 17 y 21 de mayo.

La Unidad Militar de Emergencias, creada por acuerdo de Consejo de Ministros del 7 de octubre de 2005, se define como una fuerza conjunta (compuesta por personal de todas las Fuerzas Armadas) que tiene como misión la intervención en cualquier lugar del territorio nacional, para contribuir a la seguridad de los ciudadanos en los supuestos de grave riesgo, catástrofe, calamidad u otras necesidades públicas.

La UME, que contará con un total de 4.310 efectivos distribuidos en cinco batallones, se está constituyendo en tiempo récord. Está previsto que para finales de 2007 disponga ya del 75 por 100 de la plantilla, y que en diciembre de 2008 se complete al 100 por 100 (434 oficiales, 822 suboficiales y 3.054 militares de tropa). No obstante, la Unidad contará este verano, durante la campaña contra incendios forestales, con una compañía en cada una de sus cinco sedes (150 efectivos aproximadamente, formados y con su material correspondiente) para actuar en tareas de apoyo si fuera necesario.