Ministerio de Defensa de España

Escudonota de prensa
Oficina de Comunicación

MINISTERIO
DE DEFENSA

EL CONSEJO DE MINISTROS APRUEBA EL PROTOCOLO DE INTERVENCIÓN DE LA UNIDAD MILITAR DE EMERGENCIAS (UME)

23/03/2007 Twitter La Unidad se encuadra en el Ministerio de Defensa

El Consejo de Ministros ha aprobado hoy, a propuesta de la vicepresidenta primera del Gobierno y ministra de la Presidencia, de acuerdo con el ministro de Defensa, el Real Decreto por el que se aprueba el protocolo de intervención de la Unidad Militar de Emergencias (UME).

El Real Decreto aprobado hoy regula la intervención de la UME, que dependerá del Ministerio de Defensa y a la que se adscribirán tanto los medios aéreos hasta ahora operados por el 43 Grupo de Fuerzas Aéreas del Ejército del Aire, como los restantes medios del mismo tipo adquiridos por el Ministerio de Defensa para la lucha contraincendios.

Los créditos necesarios para el mantenimiento y operación de los hidroaviones apagafuegos actualmente adscritos al 43 Grupo serán transferidos por el Ministerio de Medio Ambiente al Ministerio de Defensa ya este año, modificando el actual convenio vigente entre ambos departamentos.

En relación a los aparatos del 43 Grupo, se adscribirán a la UME y tendrán una dependencia orgánica y funcional del Ministerio de Defensa durante el tiempo que sean utilizados por la Unidad. Cuando no sean empleados por la UME, seguirán desarrollando las funciones que hasta ahora venían desempeñando en el ámbito del Ministerio de Medio Ambiente.

A partir de la aprobación de este Protocolo, se podrán celebrar diversos convenios de colaboración con las distintas Administraciones Públicas para lograr la mayor eficacia de la UME en distintas situaciones de emergencias.

La UME, creada mediante Acuerdo del Consejo de Ministros del 7 de octubre de 2005, tiene como misión intervenir en todo el territorio nacional, junto con las Instituciones del Estado y las Administraciones Públicas, para contribuir a la seguridad y el bienestar de los ciudadanos en los supuestos de grave riesgo o catástrofe.

Situaciones de emergencia

Así, la intervención de la UME podrá ser ordenada cuando se produzcan, con carácter grave, situaciones de emergencia que tengan su origen en riesgos naturales, como inundaciones, terremotos,  deslizamientos de terrenos o grandes nevadas; incendios forestales; las derivadas de riesgos tecnológicos, entre ellos el riesgo químico, nuclear, radiológico y biológico; las consecuencias de atentados terroristas o actos ilícitos y violentos, incluyendo aquellos contra infraestructuras críticas, instalaciones peligrosas o con agentes nucleares, biológicos, radiológicos o químicos; la contaminación del medio ambiente, y cualquier otra que decida el Presidente del Gobierno.

 Entre estas emergencias se excluyen, con carácter general, las emergencias en el mar, sin perjuicio de que en circunstancias excepcionales pueda acordarse su intervención, a propuesta del Ministerio de Fomento. Además, se faculta al Ministro de Defensa a dictar las disposiciones que sean necesarias para reglamentar las condiciones operativas que resulten de aplicación a la participación de la UME en operaciones en el exterior.

Una vez producida una emergencia y ordenada la intervención de la UME, las actuaciones operativas a desempeñar por sus efectivos se centrarán fundamentalmente en la adopción de medidas encaminadas a salvaguardar, proteger o socorrer la vida e integridad de las personas y de sus bienes, el medio ambiente, los espacios naturales y sus recursos, y el patrimonio histórico-artístico.

Activación a propuesta de interior

Asimismo, el protocolo establece que la Unidad Militar de Emergencias será activada por el ministro de Defensa, a propuesta del ministro del Interior. Las autoridades competentes en materia de protección civil podrán solicitar del Ministerio del Interior la colaboración de la UME.

Según el protocolo, en los supuestos de emergencias declaradas de interés nacional, conforme a lo dispuesto en el artículo 9 de la Norma Básica de Protección Civil, y para el caso en que por el Ministro de Defensa se decida la intervención de la UME, la dirección y coordinación operativa de las actuaciones a realizar en la zona siniestrada corresponderá al jefe de la UME bajo la dependencia del Ministro del Interior. En supuestos de emergencias que no revistan interés nacional, la actuación de la UME se ajustará  a lo establecido en la legislación vigente en materia de protección civil.

Los efectivos de la UME actuarán siempre encuadrados y dirigidos por los mandos de la Unidad, y en todos los casos, un representante de la UME deberá formar parte de la dirección de las citadas emergencias. El inicio y la finalización de la intervención de la Unidad  serán notificados por el Ministerio de Defensa al Centro Nacional de Gestión de Crisis de la Presidencia del Gobierno.

Por último, el protocolo señala que, en el cumplimiento de sus misiones, los miembros de la UME gozarán del carácter de ‘agente de la autoridad’. La UME, igualmente, podrá utilizar efectivos y medios de otras unidades de las Fuerzas Armadas en los casos en que resulte necesario.

El ministro de Defensa nombrará mediante una orden ministerial a la persona que ejercerá las competencias derivadas de la dependencia orgánica de la UME.

Situación de la UME

A día de hoy, la Unidad Militar de Emergencias cuenta con 1.428 efectivos (175 oficiales, 305 suboficiales y 948 de tropa), todos procedentes de los Ejércitos, la Armada y los Cuerpos Comunes de las Fuerzas Armadas. Además, a falta de finalizar el proceso de selección, se está pendiente de resolver una convocatoria con un total de 136 vacantes de cuadros de mando y 472 de tropa y marinería.

Estos componentes de la UME se encuentran distribuidos entre el Cuartel General y los Batallones de Intervención en Emergencias de Torrejón (Madrid), Morón (Sevilla), Bétera (Valencia), Zaragoza y San Andrés de Rabanedo (León), así como la Unidad de Intervención en Gando (Gran Canaria). Está previsto que la UME esté disponible para intervenir, si fuera necesario, en la campaña contra incendios forestales del próximo verano, aunque el 100 por cien del personal de la Unidad (4.310 efectivos) no se completará hasta finales de 2008.

En cuanto al Plan de Adquisiciones, en estos momentos se cuenta con 20 autobombas, 17 camiones nodriza, 22 máquinas de ingenieros y 110 vehículos de diversos tipos, lo que representa el 20 por ciento del total. Se estima que a finales de abril se habrá alcanzado el 50 por ciento del material previsto para la Unidad.