Ministerio de Defensa de España

Escudonota de prensa
Oficina de Comunicación

MINISTERIO
DE DEFENSA

INFORME TÉCNICO INICIAL SOBRE EL ACCIDENTE DE UN HELICÓPTERO 'COUGAR' EN SESMA (NAVARRA)

14/02/2007 Twitter Accidente en Navarra

La Comisión para la Investigación Técnica de Accidentes de Aeronaves Militares (C.I.T.A.A.M.) ha elaborado un informe técnico inicial sobre el accidente del helicóptero 'Cougar' ET-654 de las Fuerzas Aeromóviles del Ejército de Tierra (FAMET), ocurrido el pasado 29 de enero en el término municipal de Sesma (Navarra).

El informe describe que el helicóptero accidentado, junto con el helicóptero ET-651, realizaba el día del suceso una sesión de instrucción de vuelo en patrulla, consistente en el reconocimiento de un itinerario dentro del programa de preparación que desarrollaba para su posterior desplazamiento a Afganistán.

En una reunión entre los componentes de la patrulla previa al vuelo -habitual cuando se realizan este tipo de sesiones de instrucción- se estableció que durante el ejercicio habría una separación longitudinal de 800 metros entre los dos aparatos y una altura sobre el terreno de entre 100 y 150 pies (33 a 50 metros). También se acordó que el helicóptero ET-651 iría delante.

A las 12.45 horas despegó la patrulla, manteniendo 300 pies sobre el terreno hasta el punto donde se iniciaba el reconocimiento. En este último lugar viraron a la izquierda para seguir el río Odrón, manteniendo en ese tramo la altura establecida de 100/150 pies. Tras dos minutos sobrevolando el cauce viraron a la derecha. En esta zona (Los Bronzales-Corral de Armuza), el teniente jefe de la patrulla decidió aterrizar sobre una loma pero cuando inició el viraje a la derecha el operador de a bordo en misión de tirador observó que el otro aparato estaba con un actitud anormal de picada de morro bajo muy próximo al suelo, con el que posteriormente impactó (a las 12.56 horas).

La primera aeronave continuó su viraje en dirección al lugar del choque, orbitando en la zona y manteniendo la altitud para notificar por radio que se había producido un accidente. Los tripulantes observaron que había supervivientes y aterrizaron en las proximidades del aparato accidentado para proceder a su evacuación.

De los dos pilotos del helicóptero accidentado, el sargento 1º Domingo José Hernando Torres (comandante de la aeronave) tenía 1.884 horas de vuelo, mientras que el sargento Pedro Chamarro de Lema, contaba con 440. Concretamente en un aparato 'Cougar' como el siniestrado, Hernando tenía 1.121 horas de vuelo, y Chamarro, 101 horas. Los dos pilotos habían pasado como aptos los reconocimientos médicos pertinentes el 27 de diciembre de 2006, el sargento Chamarro, y el 19 de septiembre de 2006, el sargento 1º Hernando, respectivamente.

En la CITAAM, el helicóptero siniestrado contaba con el certificado de aeronavegabilidad en vigor, que había sido firmado el 23 de enero de 2007. Del examen inicial de los restos no se deduce que un fallo mecánico haya podido ser la causa principal del accidente. Según los datos de la base de Agoncillo (La Rioja), la meteorología en la zona cuando ocurrió el accidente era buena, con más de 10 kilómetros de visibilidad y un viento variable de unos 3 nudos.

El informe también destaca que las condiciones de tripulación, carga y combustible eran acordes con el cumplimiento de la misión, una configuración normal y un lastre de unos 382 kilos. Añade que el primer impacto contra el suelo se produjo con la rueda delantera, que dobló su eje, y a continuación golpeó el morro de la aeronave. El dictamen señala que la causa o causas más probables del accidente siguen "en estudio". La CITAAM indica, además, que para elaborar el informe final del accidente es necesario conocer los detalles que aporte la declaración del piloto superviviente y precisa que, dada la gravedad de sus lesiones, es previsible que el citado informe final se retrase más allá de los plazos previstos en estos casos.