Ministerio de Defensa de España

Escudonota de prensa
Oficina de Comunicación

MINISTERIO
DE DEFENSA

DEFENSA Y EL GOBIERNO DE ARAGÓN FIRMAN UN ACUERDO DE CESIÓN DE TERRENOS MILITARES EN BARBASTRO

02/10/2006 Twitter Permitirá la construcción de 300 viviendas protegidas

El secretario de Estado de Defensa, Francisco Pardo, y el consejero de Obras Públicas, Urbanismo y Transporte del Gobierno de Aragón, Javier Velasco, en presencia del alcalde de Barbastro (Huesca) y presidente de la Diputación provincial, Antonio Cosculluela, han firmado hoy un convenio por el que el Ministerio cede a la localidad más de 140.000 metros cuadrados de los antiguos terrenos militares del acuartelamiento 'General Ricardos', situado en pleno centro de la ciudad.

Tal y como adelantó el secretario de Estado, el acuerdo permitirá "la construcción de 300 viviendas de protección oficial en propiedades ya desafectadas del uso de la defensa", en el marco de una operación que tiene a la empresa pública Suelo y Vivienda de Aragón, S.L. como intermediaria. El Ministerio de Defensa ya ha colaborado en otras ocasiones con esta empresa, que "actúa con gran eficiencia en la gestión de suelo para la construcción de viviendas", según indicó Francisco Pardo.

Anuncio de la vicepresidenta del Gobierno

La operación cerrada hoy por los miembros de tres Administraciones -central, regional y local- fue anunciada el pasado 26 de mayo por la vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, y es la tercera que el Ministerio de Defensa realiza en Aragón.

La primera tuvo lugar en Zaragoza, en donde se prevé la construcción de 1.400 viviendas en Valdespartera durante esta Legislatura. Asimismo, en Huesca, Defensa cedió los terrenos del acuartelamiento 'Alfonso I' para construir 700 viviendas, de las que el 75% serán de protección oficial.

Más de 21.000 viviendas en dos años

En estos dos años de Legislatura, el Ministerio que dirige José Antonio Alonso ha liberado en España más de seis millones de metros cuadrados de terrenos militares. En ellos se construirán más de 21.000 viviendas, de las que dos terceras partes serán viviendas de protección oficial.

El Gobierno cumple una vez más con su compromiso prioritario de utilizar adecuadamente el suelo público para colaborar con otras administraciones en la tarea de facilitar el acceso de los ciudadanos a la vivienda.