Ministerio de Defensa de España

Escudonota de prensa
Oficina de Comunicación

MINISTERIO
DE DEFENSA

EL MINISTRO DE DEFENSA ASEGURA QUE 'LA MISIÓN ES DE PAZ Y UNA OBLIGACIÓN ÉTICA'

07/09/2006 Twitter Misión de Naciones Unidas en Líbano

El ministro de Defensa, José Antonio Alonso, ha pedido hoy a los grupos parlamentarios autorización para enviar una misión militar a Líbano en el marco de la resolución de la ONU 1.701. Alonso ha basado su petición en la necesidad de consolidar la paz en el sur de Líbano y en toda la región. Alonso ha señalado durante su intervención que la participación en la "!Fuerza de las Naciones Unidas cumplirá con la legalidad internacional" y ha explicado que la misión de Naciones Unidas tiene como fin ayudar al gobierno de ese país a extender su autoridad a todo el territorio, supervisar el cese de hostilidades y hacer posible las labores de carácter humanitario.

Alonso ha valorado muy positivamente que la Unión Europea haya asumido un papel protagonista en esta misión, "una Europa moderna, con una clara vocación de resolver pacíficamente los conflictos". Se trata, ha añadido, de "alcanzar objetivos difíciles pero en los que hemos venido a coincidir todos los países de la comunidad internacional". En este sentido, el  ministro de Defensa ha explicado durante su comparecencia que serán los esfuerzos políticos y diplomáticos los que, de forma coordinada con el apoyo militar, deben seguir trabajando para consolidar cuanto antes un escenario de paz duradera en Líbano y en todo Oriente Próximo.

El ministro Alonso ha hecho un repaso a la configuración de la nueva misión de la ONU. La FINUL pasará de unos 2.000 efectivos a unos 12.500 y contará con unas reglas de enfrentamiento que, según los expertos militares, son "claras, detalladas y robustas para proporcionar un grado aceptable de seguridad y protección a la Fuerza así como la necesaria libertad de acción para cumplir su misión". Según el ministro, estas reglas de enfrentamiento, que son confidenciales, permiten la autodefensa y un uso apropiado y creíble de la fuerza.

En cuanto al territorio donde se va a desplegar la FINUL el ministro de Defensa ha detallado que la zona tiene 40 km en dirección Norte-Sur y 65 km en dirección Este-=este. El contingente español, si lo autoriza el Congreso, estará en una de las dos zonas en las que se va a dividir este territorio, en concreto, en la zona este, previsiblemente en torno a la ciudad de Marjayuon. En la Oeste se asentarán los soldados italianos y franceses. En cuanto a los riesgos de la misión, el ministro Alonso ha manifestado que los estudios militares realizados los circunscriben al "riesgo de ataques que pudiesen realizar facciones o grupos incontrolados, el empleo por incontrolados de tácticas de tipo terrorista -por lo que nuestras FAS irán entrenadas y protegidas- así como las municiones no detonadas y los campos de minas".

Durante su intervención también ha señalado que las FAS están preparadas para realizar esta misión: "llevaremos soldados con una óptima preparación y dotados del mejor material del que disponemos para una misión de estas características. Esta es una cuestión que los responsables del gobierno y de las Fuerzas Armadas tienen clara (...) Los responsables de la misión tienen la orden de no escatimar esfuerzo alguno".

Alonso ha aclarado que Francia, Italia y España serán los miembros de la UE que ejercerán las responsabilidades de mando: Francia, de la Fuerza Multinacional, y España e Italia de una brigada respectivamente. Cuando el dispositivo español esté totalmente desplegado sumará 1.100 efectivos. De manera inmediata si la misión cuenta con el aval del Congreso, según el ministro, saldrá hacia la zona un Batallón de Desembarco de Infantería de Marina formado por unos 490 efectivos. Junto a otros 76 militares que formarán el elemento avanzado del Ejército de Tierra y que preparará la infraestructura necesaria para el segundo despliegue. A principios de noviembre se habrá completado la sustitución del batallón de infantería de marina por el batallón mecanizado de la Legión.

El ministro de Defensa ha terminado su intervención pidiendo el apoyo de los grupos parlamentarios y asegurando que "la paz debe echar raíces en Líbano. Nuestra obligación es ayudar para que recupere la vida una tierra secuestrada, desde hace tantos años, por la violencia, la muerte, la intransigencia y el odio. Nuestra participación tiene riesgos pero es necesaria, está justificada, será constructiva y, además, es una obligación ética".

Más Info

  • El ministro de Defensa, José Antonio Alonso, durante su comparecencia en el pleno del Congreso de los Diputados
  • El ministro de Defensa, José Antonio Alonso, durante su comparecencia en el pleno del Congreso de los Diputados
© Copyright 2015 Ministerio de Defensa de España P. de la Castellana, 109 28071 Madrid - Tlf.: (34) 91 395 50 00