Ministerio de Defensa de España

Escudonota de prensa
Oficina de Comunicación

MINISTERIO
DE DEFENSA

MILITARES ESPAÑOLES ENVUELTOS EN DISTURBIOS FRONTERIZOS EN HAITÍ

13/01/2006 Twitter

Cascos azules españoles desplegados en Haití se vieron ayer envueltos en los disturbios protagonizados por una multitud de ciudadanos haitianos que mostraban su malestar por la muerte de 24 compatriotas, al parecer inmigrantes ilegales.

Los incidentes se iniciaron cuando un camión, escoltado por una patrulla de militares españoles, repatriaba a Haití los 24 cadáveres desde la localidad fronteriza de Dajabón (República Dominicana), donde habían sido encontrados unos días antes.

Las autoridades haitianas solicitaron apoyo al contingente de Naciones Unidas desplegado en Haití para que dieran seguridad al traslado del camión al cementerio haitiano de Ou.

La escolta del camión con los féretros estaba compuesta por cuatro vehículos de la Policía de Naciones Unidas (UNPOL), la patrulla española de tres vehículos y 10 hombres, y personal de la Policía Nacional haitiana (PNH).

A su llegada a Ou, la multitud que se había concentrado intentó sobrepasar la seguridad de las patrulla. Ante el aumento de los disturbios -lanzamiento de piedras y quema de neumáticos- que imposibilitaba descargar los ataúdes, la patrulla decidió retornar el camión con los cadáveres hacia la frontera.

Según informan desde nuestro contingente en Haití, durante el retorno del convoy, personal de la Policía Nacional haitiana realizó disparos al aire intentando evitar las agresiones de la multitud.

El camión regresó a la República Dominicana, donde los fallecidos fueron enterrados en una fosa del cementerio de Cayuco, en Dajabón.

Cuando la patrulla de seguridad traspasó la frontera de vuelta a Haití y ante el hostigamiento de la muchedumbre, que ponía en peligro la seguridad, se vieron obligados a efectuar disparos disuasorios al aire.

Tras varias llamadas a la calma, la situación de acoso se redujo y se consiguió la normalidad y el cese de hostilidad hacia el personal de la Misión de Naciones Unidas para Haití (MINUSTAH).

El contingente español ha negado categóricamente que su intervención ocasionara víctimas entre la muchedumbre.

España mantiene en Haití, desde octubre de 2004 y bajo mandato de las Naciones Unidas, doscientos infantes de Marina del Tercio de Armada de San Fernando (Cádiz) desplegados en Fort Liberté (base 'Cervantes'), con un destacamento en Ouanaminthe (base 'Lope de Figueroa').